La Justicia española rechaza el confinamiento parcial de Madrid

El máximo tribunal de la capital española denegó las medidas dispuestas por el ministerio de Sanidad tras considerar que se ven afectados los derechos y las libertades de 4,5 millones de madrileños.

Protestas en Madrid - Foto La Vanguardia

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazó este jueves el confinamiento parcial impuesto en la capital española y algunos municipios aledaños desde el pasado viernes para frenar la propagación del coronavirus, por considerar que afecta a «los derechos y libertades fundamentales».

En un comunicado, el tribunal «ha denegado, por verse afectados los derechos y las libertades fundamentales, la ratificación de las medidas acordadas» por el ministerio de Sanidad español, que afectan a 4,5 millones de personas, de la ciudad de Madrid y algunos municipios aledaños. Los residentes de estas zonas sólo pueden salir de su localidad para ir a trabajar o estudiar, acudir al médico y atender a personas dependientes.

La región de Madrid registra unos 700 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 300 casos por 100.000 del resto del país.

El confinamiento parcial de la población se aplicó después de un fuertes discusiones entre las autoridades del gobierno central de izquierda y las que dirigen la comunidad de Madrid, de corte conservador, que se oponían a estas restricciones debido sobre todo a sus consecuencias económicas.

Las autoridades regionales habían presentado este recurso, argumentando que las medidas decretadas por el gobierno central no tenían «validez jurídica».

En su decisión del jueves, el tribunal concluye que ley que ampara estas medidas no permite limitar derechos fundamentales de la población.

«Los derechos fundamentales que la Constitución atribuye a los ciudadanos no pueden verse afectados por ninguna injerencia estatal no autorizada por sus representantes mediante una disposición con rango de ley», dice textualmente la decisión judicial.

El tribunal concluye admitiendo que es «consciente de la gravedad de la crisis sanitaria sin precedentes» que sufre el país, y de «la necesidad de adoptar medidas inmediatas y eficaces (…) para proteger la salud de los ciudadanos y contener la propagación de la enfermedad (…) entre las que cabría incluir medidas limitativas de derechos fundamentales de mayor o menor alcance».

España ha registrado 800.000 contagios y 32.000 fallecidos por coronavirus hasta el momento y es proporcionalmente a su población uno de los países más afectados de Europa.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here