El abogado particular Emilio Barab denunció penalmente al diputado provincial por Tucuman Ricardo Bussi, hijo del genocida Antonio Domingo Bussi, para que se investigue si mintió u ocultó tener el coronavirus mientras realizaba sus tareas legislativas en la provincia.

Bussi hijo volvió de un viaje de Brasil el 20 de febrero y se presume que podría haber contraído el virus durante el viaje tras el cual, el propio Bussi reconoció haber mantenido contacto con «un sinfín de personas».

Bussi señaló que tras su regreso sufrió molestias gastrointestinales las que, poco después le generaron un cuadro febril y por eso, recien hace pocos días, se hizo el test que le dio positivo.

El legislador mantuvo numerosas actividades mientras estaba con sus molestias e incluso hizo una recorrida por un hospital, entre otras más, por lo que hoy toda la legislatura provincial esta en cuarentena.

En la denuncia se reclama que se contacte a todas aquellas personas que estuvieron con el diputado provincial desde su regreso al país para estudiarlas y comprobar si han sido o no contagiadas por el legislador y se compruebe si Bussi mantuvo silencio sobre su infeccón y si una vez comprobada en tiempo y forma cumplió con la cuarentena obligatoria.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here