En la madrugada del viernes, un equipo enviado a pedido del gobernador bonaerense desalojó las lujosas oficinas que pagaba la exgobernadora macrista, María Eugenia Vidal en el centro porteño.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, expuso una vez más los lujos, gastos superfluos y excesos en los que incurrían los funcionarios de María Eugenia Vidal. 

“Esta madrugada terminamos de desalojar las coquetas y carísimas oficinas que  Vidal había alquilado en Diagonal Norte y Florida, pleno centro porteño, para el OPISU”, sostuvo Bianco en su cuenta de twitter.

El OPISU es Organismo Provincial para la Integración Social y Urbana bonaerense, que tiene como objetivo trabajar en la urbanización de barrios populares de la provincia pero paradójicamente funcionaba en Capital. 

“Seguimos ordenando el desastre que dejó Vidal”, arremetió Bianco, todavía furiosos por tener que salir a desmentir una millonaria licitación de autos de alta gama que dejó la anterior administración».

En las últimas horas se filtró la última factura del precio del alquiler de las lujosas oficinas que ascendió a la escandalosa suma de 225 mil pesos. Esto es casi tres millones de pesos por año.

El Opisu fue creado por Vidal a través del decreto 168 publicado en el Boletín Oficial el 5 de marzo de 2018, y quedó a cargo de la directora ejecutiva Milagros Maylin. (Diputados Bonaerenses)

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here