Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda

La Cámara de Diputados aprobó en general por amplia mayoría el proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Externa, en una votación que arrojó 224 respaldo y dos rechazos. 

Durante el debate en la Cámara Baja, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller aseguró que se trata de un proyecto que en su propio título declara prioritaria para el interés del país la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública emitida bajo ley extranjera.

El leigslador formuló esa primera consideración porque «aquí no está incluida toda la deuda, ni siquiera está incluida toda la deuda emitida en moneda extranjera sino que está referida exclusivamente al tramo de deuda emitido bajo legislación extranjera».

Seguidamente, el diputado nacional del Frente de Todos explicó que en este caso «lo que hay es una condición que tiene que ver con bonos que originalmente fueron emitidos bajo ley extranjera y que en este caso se supone que en un proyecto en el que bajo lo que dice el artículo 65 (de la ley de Administración Financiera) se planteará una reestructuración que por lo menos deba tener dos de tres condiciones a favor de la Nación, recordando que esas dos o tres condiciones son: plazo, monto y tasa de interés, dos de ellas tendrán que ser resueltas para que esa negociación sea aceptable en mejores condiciones que las condiciones actuales, parecía que ir además con el planteo de que este bono emitido bajo ley extranjera sea sustituido por un bono emitido bajo ley nacional tendría muy poca chance de tener éxito en el proceso de negociación”.

 Heller remarcó que si bien el Poder Ejecutivo no necesita de esta Ley para encarar las negociaciones necesarias que permitan darle sostenibilidad a la deuda, «la fuerza negociadora, la capacidad negociadora que tendrá el Poder Ejecutivo en cabeza del ministro de Economía es distinta si esa gestión se hace en el marco de una decisión del PE o si se hace con el apoyo del arco político que empodera al Ejecutivo en cabeza del ministro de Economía para que defienda los intereses del país con la representación de todo ese arco político.

Acerca de algunos cuestionamientos de la oposición a la reunión del ministro Guzmán con el FMI, el legislador manifestó: “No hay manera de negociar sin reunirse. El problema es qué se dice en las reuniones, qué se pone en juego y qué se negocia”. En ese sentido, Heller citó a Guzmán: “Dijo el ministro, hablando de sus reuniones con el Fondo: «iremos con nuestros propios planes, diseñando nuestras propias políticas de crecimiento y distribución del ingreso, enfocados a generar el crecimiento necesario, no solo para cumplir con la deuda, sino principalmente para mejorar la situación de las mayorías y comenzar a poner al país de pie, como sostiene nuestro presidente Alberto Fernández»”.

Finalmente, el legislador concluyó al sostener que “estamos ante un proyecto hecho por la Argentina, para las argentinas y los argentinos”.

Por su parte, Eduardo Fernández, tambien diputado del Frente de Todos sostuvo que «se ha dicho que los inversores extranjeros desconfían. hay que elegir entre poner a la Argentina de pie entre todos o hacerles el juego a los especuladores. No vamos a buscar en este momento culpables, el pueblo ya se expresó en las urnas. No venimos a dar un cheque en blanco al Poder Ejecutivo Nacional».

Según el legislador cordobés, «Este poder ejecutivo, de este gobierno nacional, se comprometió a reconstruir el aparato productivo, terminar con el hambre, y no endeudarse bajo condiciones indignas, por eso rechazó la último parte del préstamos del FMI»

Tras un breve repaso del rotundo fracaso de Cambiemos al frente del Gobierno, Fernández detalló que «durante los últimos años han cerrado más de 25.000 empresas y se perdieron 200.000 empleos. Lo que tenemos que hacer es crear las condiciones para que la producción y el trabajo nos devuelvan al dignidad, y para eso necesitamos un Estado fortalecido en su poder de decisión».

«Hay que elaborar un Presupuesto, pero este año vencen obligaciones por 67.200 millones de dólares de deuda, entre capital e intereses. Eso es igual a 16 veces el presupuesto de mi provincia, Córdoba, y peor, es 67 veces lo que estamos invirtiendo en la tarjeta alimentaria», detalló.

Sobre el final de su discurso el también referente de las Pymes evaluó: «podemos disentir pero los ciudadanos y ciudadanas esperan que tengamos un Estado que pueda atender a los sectores productivos, que pueda devolver el poder adquisitivo al salario y las jubilaciones. Y que no haya condicionantes que nos impidan discutir con madurez lo que tenemos que afrontar. Que tengamos un sistema financiero, que pueda haber programas de apoyo para exportar, porque creemos que hay que generar recursos genuinos, pero también que hay que salvar a nuestras empresas y que haber fondos para activar las economías regionales. Pero tenemos la espada de Damocles de los vencimientos de la deuda, y por eso necesitamos un poder Ejecutivo avalado políticamente. Todo el pueblo nos pide que pensemos en quienes están pasando hambre, los que no tienen trabajo, los que no pueden poner su empresa en funcionamiento. Este es el llamado», concluyó.

Por su parte, el interbloque de Juntos por el Cambio, que hasta el 10 de diciembre fue oficialismo, ratificó su voluntad de apoyar la iniciativa del Gobierno a cambio de la creación de una mesa de trabajo para abordar el endeudamiento de las provincias.

En tanto desde la izquierda, Nicolás Del Caño, denunció tanto al gobierno actual como al anterior: «Van a legalizar una de las mayores estafas al pueblo argentino: la deuda de Macri y los canjes de 2005 y 2010. Vale recordar que la dictadura estatizó la deuda de la familia Macri. El ahora oficialismo, que denunció la deuda de Macri, ahora dice que hay que negociar de buena fe para pagarla«.

El titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, cerró el debate de cinco horas asegurando que el proyecto no implica «un cheque en blanco» para la negociación con los acreedores y sostuvo que el Congreso «no va a votar nada que no signifique una buena negociación para el pueblo argentino cuando llegue la oferta desde el exterior».

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí