El ministro de Economía Martín Guzmán brindó en la tarde este miércoles su primera conferencia de prensa en la que señaló que el equipo que conduce tiene como objetivo central «tranquilizar la economía, establecer un programa que propenda a alcanzar un superavit fiscal primario pero consistente con un programa macroeconómico integral y sólido».

«Ese programa no está elaborado por el FMI , sino que está elaborado por nosotros. Somos un país soberano que tomara las decisiónes que que crea mejores para ir resolviendo la grave situación que atraviesa el país» afirmó Guzmán.

«El FMI reconoce no obstante el fracaso del programa económico del gobierno anterior y la grave situación social que trajo como consecuencia» agregó Guzmán y sostuvo que el programa macroeconómico tendrá como eje central la protección de los sectores más vulnerables y desprotegidos del país.

«Tenemos un equipo conformado por profesionales que conocen el sector público, que creen en el rol del estado para ese fin, que quiere proteger al estado, que quiere proteger a la Argentina y en ese sentido vamos a trabajar».

Guzmán advirtió que la situacón del país es muy grave porque no tiene acceso al crédito internacional, se endeudó en moneda extranjera al extremo pero no cuidó ni generó los dólares necesarios para hacer frente a ese endeudamiento.

«Nosotros queremos tener la mejor relación con todos nuestros acreedores para poder ir trabajando en un proyecto de pago de las deudas pero que no implique un nuevo ajuste fiscal porque eso empeorará la ya grave situación del país» afirmó Guzmán.

El flamante ministro anticipó que en los dias venideros enviará al Congreso de la Nación un proyecto de Ley de Solidaridad y Reordenamiento Productivo que estará en sintonía con las definiciones del presidente Fernández ante la Asamblea Legislativa.

Eso significará plasmar el reordenamiento de prioridades que necesita la Argentina tomando en cuenta a los mas golpeados por la crisis para luego ir ejecutando medidas en un sentido posterior.

Anticipó que en el 2020 se ira trabajando en un proceso sólido de desinflación pero sin ajuste fiscal extremo aunque trabajando la recaudación para llegar al superavit primario.

Eso significa que habrá un reordenamiento de la presión impositiva con las herramientas existentes para mejorar los ingresos de la administración pública. Obviamente sin mencionarlos se refirió a las retenciones e impuestos a la riquza y bienes personales.

En ese proyecto se estabelcerán las medidas paliativas para los trabajadores del estado y los jubilados en general, pero no anticipó montos ni porcentajes, «los cuales -dijo- serán comunicados oportunamente y por escrito, algo que será permanente y característico de mi gestión».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here