En un discurso totalmente divorciado de la realidad, el saliente presidente Mauricio Macri envió un mensaje al presidente electo, Alberto Fernández donde le dice que espera que las «bases» que deja su administración en cuanto a infraestructura de conectividad permita al nuevo gobierno «seguir transformando» el país. Además, sostuvo que después del 10 de diciembre seguirá «tratando de aportar desde una oposición constructiva y responsable».

Así lo expresó durante el acto de inauguración de la nueva estación elevada Sáenz del ferrocarril Belgrano Sur, ubicada en el barrio porteño de Nueva Pompeya, preparada para recibir a 4000 pasajeros por día.

«Son doce años de este proceso de transformación de la Ciudad», dijo Macri trazando una continuidad entre su gestión en la Ciudad y la de su sucesor, el reelecto jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

En ese sentido, añadió que «me llena de orgullo que lo hayan elegido a Horacio» para seguir al frente del Ejecutivo capitalino, y consideró que «reconociendo su capacidad y su fuerza» fue «el primer jefe de Gobierno porteño elegido en primera vuelta» en los comicios pasados.

«Es lo mismo que espero que continúe a nivel nacional, con estas bases que hemos dejado en cada rincón del país, que en muchos casos tiene que ver con infraestructura de conectividad, es una base que le va permitir le va a permitir al gobierno que viene seguir transformando, seguir construyendo», manifestó el Presidente en su breve discurso plagado de falacias.

«En lo que respecta a mí, seguiré ahí, donde me toca ahora, tratando de aportar desde una oposición constructiva y responsable, porque todos hemos aprendido que se puede, que jamás no nos tenemos que volver a resignar», apuntó finalmente.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here