El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que, los precios de los alimentos aumentaron hasta un 90% entre octubre de 2018 y octubre de 2019.

En el desagregado del informe aparecen los tremendos incrementos de los derivados lácteos, como por ejemplo los quesos duros que lo hicieron un 90,3 por ciento, la manteca y los yogures firmes en un 87 porciento y el dulce de leche el 75,2 por ciento. La leche, en algunas de las variadas marcas existentes, tuvo aumentos un poco por debajo del 60 por ciento.

“En el GBA, de 59 productos relevados, 34 crecieron por encima de la inflación promedio, es decir, más de la mitad de los productos de la canasta básica, como la yerba con un 63,4 por ciento y el pollo con el 60,2 por ciento”, sostiene el documento universitario.

El informe elaborado por el equipo de economistas de la Undav, advierte que un jubilado que cobra la mínima debe destinar el 87% de su ingreso para adquirir los productos de la canasta básica.

Para los salarios mínimos, la canasta representa el 72% del ingreso, lo que supone un aumento de 3,8 puntos porcentuales en sólo un año, cuando para la jubilación mínima este incremento fue de 2,5 puntos.

El documento hace una aproyección sobre la inflación acumulada que podría terminar entre un 51% (escenario optimista) y un 62% (escenario agresivo).

Se evalúa «un escenario estándar (escenario promedio) en donde la inflación acumularía en un año un 54,7%”, sentencia el informe sobre la inflación general.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here