En la tarde de este martes, varias horas después de su detención y sin que se sepa claramente donde estuvo demorado (asi calificó el ministerio de Seguridad a su detención), Javier Smaldone fue dejado en libertad según confirmó su hija a traves de su cuenta de Tweeter.

El Ministerio de Seguridad había ordenado en la mañana de hoy el allanamiento del domicilio y la detención de Smaldone con el argumento de haber difundido a traves de su cuenta de Twitter información sensible hackeada y divulgada por el grupo LaGorraleaks, que involucra millones de datos de seguridad de la Policia Federal que fueron divulgados por Internet y que hoy son de acceso libre para quien quiera conocerlos.

Pero el dato importante es que Smaldone es desde el año 2016 el principal denunciante de los groseros fallos que presentan los sistemas electrónicos de votación y recuento de votos y que ponen en risgo la transparencia de un proceso electoral.

En el plenario de comisiones sobre la reforma electoral impulsada por el oficialismo en 2016, el informático mostró en el Congreso cómo se podía violar el secreto con la aplicación de un celular. “¿Cómo lo evitan? Es una pavada hacerlo y funciona con celulares de dos mil pesos”, había dicho sentado al lado del diputado de Cambiemos Pablo Tonelli.

Luego, ante el escrutinio electrónico de las PASO 2019, transferido por el Gobierno a Smartmatic, Smaldone fue también uno de los primeros en exponer sus fallas. Junto con Iván Arce y Enrique Chaparro, advirtió que el software, vulnerable para realizar la conversión de archivos, “pone en riesgo la integridad del proceso”

Precisamente ese software es el que aún no fue entregado a los partidos políticos de la oposición. Además, el proceso de adjudicación está judicializado porque la contratación de la empresa será investigada por la justicia penal. 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here