Durante el acto conmemorativo de los 25 años de la reforma de la Constitución Nacional, el presidente Macri volvió a ponerse en modo «candidato» y dejo para el recuerdo una serie de frases que, ni de cerca, se asemejan a la realidad del país que el describió en su discurso.

Luego de recordar el trabajo de aquellos convencionales constituyentes que deliberaron largamente en Santa Fe para legarnos en 1995 la constitución que hoy nos rige, Macri comenzó su discurso de campaña.

«Hoy se respira libertad y hay transparencia, y sobre la mesa está la verdad, siempre la verdad, incomode a quien incomode. Hoy no hay abuso de poder, porque entendemos que a mayor poder, más humildad. No hay imposición de ideas ni castigo a los que piensan distinto, hay una sociedad plural en la que podemos dialogar tratándonos bien, respetando nuestras posiciones y, sobre todo, respetando nuestras instituciones«.

Tras señalar que para respetarla, «a la Constitución hay que acatarla, no atacarla», Macri continuó enumerando los perfiles de un país que nada tiene que ver con el que millones d argentinos conviven cada dia.

«Y cuando hablamos de acatarla, no es acatarla solo declamar la libertad de prensa, sino dar la cara cada vez que haga falta, dejar que los periodistas pregunten lo que quieran sin presiones y responder todas las preguntas».

«Acatarla no es solo hablar de división de poderes, sino respetarla en la práctica, sin nunca querer influir, nunca, en las decisiones de los jueces o en las votaciones de los legisladores. Acatarla es aceptar que somos todos iguales ante la ley y no pretender tener privilegios injustos sobre los demás».

«Es trabajar no pensando en los beneficios personales, sino con la mirada puesta en el que todos puedan tener la vida que se merecen. Es convivir en paz. Es respetar al que piensa distinto. Es ser libres y promover la libertad».

Finalmente tras los saludos de rigor, los asesores y acompañantes del presidente volvieron a ponerlo cuidadosamente en el frasco al vacío en el que vive desde hace por lo menos 3 años y 8 meses y lo colocaron en el termo acondicionado para trasladarlo a la residencia de Olivos.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here