De a poco todos los que fueron sus aliados han comenzado a soltarle la mano al presidente Mauricio Macri. Muchos sectores empresarios nucleados en la Unión Industrial Argentina ya lo han hecho, hace pocos días lo hicieron los máximos representantes del campo y ahora una de las principales consultoras económicas que en su momento respaldó con firmeza al gobierno macrista.

“Si gana alguien que no es el gobierno actual, pero que mantiene lo básico, es un evento positivo”, señaló Gabriel Torres, de Moodys Investors Service.

El representante de una de las tres principales calificadoras de deuda del mundo opinó, desde Nueva York,  sobre la instancia electoral y su influencia en las decisiones de los inversores. 

“Nosotros no decimos si preferimos uno u otro candidato…pero si viene una administración que cambia algunas cosas pero que sostiene algunas otras, como la independencia del Banco Central o respetar el acuerdo con el Fondo Monetario sería otra cosa porque eso reflejaría que la transición sin mayores cambios es posible, y sería una buena señal para la calificación de la Argentina” afirmó Torres.

Frente a la debilidad política del gobierno, el único argumento de fortaleza que lo sustenta es el apoyo del FMI y el supuesto favor de los capitales internacionales, que resistirían un cambio de gobierno.

La apreciación del directivo de Moody´s, sin embargo, sugiere que los capitales financieros no descartan otra opción. Es más, la considerarían como un hecho “positivo”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here