El fiscal de la causa Fotocopias, Carlos Stornelli

El escándalo que explotó hoy por la información sobre presuntos pedidos de coimas por parte de un allegado al fiscal Carlos Stornelli, el mismo que investiga el pago de coimas en la causa “fotocopias”, promete un giro copernicano en el curso de la causa. No solo porque guarda relación directa con la nueva denuncia, sino por la credibilidad que hasta ahora se le adjudicaba al fiscal, exempleado del presidente Mauricio Macri en Boca Juniors, y actual ladero del juez Claudio Bonadio en la cruzada contra la supuesta corrupción K.

Según se conoció en las últimas horas, Marcelo D’Alessio un abogado sindicado como operador del fiscal, fue allanado en la tarde del miércoles en el marco de investigación por haber pedido 300.000 dólares de coima a un empresario para salvarlo de una supuesta acusación en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

Stornelli con el intendente de Salta y D´Alessio

De acuerdo a un artículo publicado por el periodista Horacio Verbitsky en su portal El Cohete a la Luna, D’Alessio invocando una amistad con Stornelli le pidió 500.000 dólares al productor agropecuario Pedro Etchebest, a cambio de que no se investigara su presunta participación en diversos delitos mencionados por el arrepentido ex presidente de la ONCCA, Juan Manuel Campillo, quien sindicó a Etchebest como recaudador “entre propietarios de campos de orientación ganadera a cambio de beneficios” de la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario. La cifra terminó bajando a U$S300.000 y D’Alessio debía cobrarlos el jueves 7, acompañado por dos policías de la custodia de Stornelli.

Los empresarios involucrados en la causa Cuadernos debían incriminar a Cristina para poder figurar como arrepentidos y ser salvados de la cárcel.

Verbitsky informó que un allanamiento realizado el miércoles al domicilio de D’Alessio lo puso sobre alerta y no concurrió. Pero un adelanto de 15.000 dólares quedó documentado con audios, filmaciones, fotografías y numeración de los billetes. La espada de Cambiemos, Elisa Carrió dijo en un tuit la noche del jueves que se estaba montando de una operación por parte del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, “que es de La Cámpora para ensuciar a Stornelli”. La diputada tuiteo antes de enterarse la prueba documental que existía en la causa.

Además de amigo de Stornelli, Marcelo D’Alessio es sobrino de Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano general de gobierno. Ante una pregunta de Etchebest sobre el inicio de la causa, dice canchereando que la digitalización de los cuadernos que el ex policía Jorge Bacigalupo le entregó al diario La Nación fue realizada por un escribano que designó su propio tío.

De confirmarse este ilícito, ¿cuanta credibilidad le cabe a Carlos Stornelli en la causa más escandalosa de la política argentina, y principal arma del oficialismo para ensuciar a la líder de la oposición y única dirigente política con capacidad de borrar al macrismo de la Casa Rosada?. El tiempo dirá.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here