El fiscal rebelde Carlos Stornelli pidió a la Corte Suprema de Justicia que anule la declaración de rebeldía en su contra, confirmada en todas las instancias en la causa que tramita en Dolores denominada D’Alessiogate donde se investigan maniobras de espionaje ilegal, extorsión y aprietes.

En un recurso extraordinario interpuesto contra el fallo de la Cámara de Casación que lo confirmó en rebeldía, Stornelli sostuvo que esa situación “avanza de manera lesiva sobre las inmunidades y la tarea que desempeña”.

Ricardo Ribas, defensor de Stornelli, presentó un escrito de casi 30 páginas, para que intervenga el máximo tribunal y anule el estado de rebeldía dispuesto en primera instancia por el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla y que fue confirmado por todas las instancias.

El recurso presentado apenas tres días antes de la fecha fijada para su nueva indagatoria, que el juez Ramos Padilla dispuso para este jueves 18 de julio en Dolores, a la que se descuenta tampoco asistirá.

“La rebeldía dictada implica sin más el mandato de una medida restrictiva de la libertad -o bien la amenaza de una-, cuestión inadmisible y que vulnera derechos constitucionales fundamentales en orden a la libertad ambulatoria de quien actualmente desempeña en el cargo de Magistrado del Ministerio Público Fiscal, como así una clara afectación de la independencia y autonomía del funcional del Órgano al que pertenece”, dice la presentación del fiscal federal ante la Corte.

Para el abogado, la libertad e inmunidad de Stornelli está gravemente afectada por la declaración de rebeldía que se hizo en el caso de Dolores, porque “contempla como inescindible consecuencia el dictado de orden de detención, lo que vulnera flagrantemente la inmunidad de arresto que en este caso le cabe a Stornelli”.

En el escrito, el abogado justificó una vez más la inasistencia del fiscal a los llamados a indagatoria, se refirió a los planteos pendiente de resolución y a las supuestas maniobras para perjudicar el caso de los cuadernos.

“La incomparecencia de mi pupilo a la audiencia fijada no puede considerarse injustificada, pues aún subyacen en autos una serie de planteos que ponen en crisis la condición de juez natural, la validez de ciertos actos del proceso -aún sin resolución por parte del Juez-, posición que se afianza aún más tras las recientes revelaciones periodísticas que dan cuenta de la articulación de ‘una maniobra’, con la posible complacencia y/o intervención del juez de grado, la cual habría tenido por objeto perjudicar en lo personal a mi asistido y su labor en la causa 9608/18, conocida como ‘Causa cuadernos’», dice uno de los párrafos del escrito.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here