Pese a las idas y vueltas, y las desmentidas, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne espera conseguir algo más que los adelantos del Fondo Monetario. La crisis que atraviesa el gobierno por falta de dólares no se corrige sólo con el dinero del organismo multilateral,  las necesidades de financiamiento son extremas y el gobierno espera conseguir un colchón extra que negocia con la Casa Blanca. Según se comenta en los pasillos del ministerio que conduce el ex-analista de TN, podría ascender a 10 mil millones de dólares.

Dujovne negó que se esté negociando esa erogación del Tesoro estadounidense, pero los contactos están hechos y uno de los objetivos es que la Casa Blanca de el visto bueno a una billonaria transferencia al Estado argentino.

El ministro se reunió este miércoles con Christine Lagarde y su número dos, David Lipton. Luego de ello, señaló que la reunión fue productiva, aunque no se logró nada concreto más que futuras reuniones entre los equipos del Fondo y de Hacienda.

«Quiero transmitir a los argentinos que veo con enorme confianza el avance que hemos logrado en estos días. Estoy seguro de que la reformulación del programa en la que estamos trabajando va a poder dejar atrás estos días de angustia, de volatilidad, de que va a permitir abrir lentamente el crédito en la Argentina, abrir las puertas para el financiamiento privado y así retomar la senda de crecimiento que la Argentina necesita”, resumió en una improvisada y desprolija conferencia a la salida de la sede central del organismo multilateral de crédito. La cara del ministro lo decía todo.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí