Chocobar: Macri busca beneficiarse de un hecho desgraciado

Asistimos a una sobreactuación propia de la derecha corrupta, que promueve la mano dura y la pena de muerte bajo el argumento de que es el resultado de las encuestas

Por Aníbal Fernández

¿Hay dudas sobre lo ocurrido? Sí. El policía de Avellaneda Luis Chocobar, como un simple ciudadano, porque un policía de la provincia, de civil y en La Boca solo es un simple ciudadano, dice que actuó «en defensa de su vida cuando disparó contra un delincuente que se encontraba corriendo con un cuchillo en la mano tras atacar a otra persona». El video que exhibieron los medios, sin embargo, lo muestra disparándole a un hombre que se encontraba de espaldas y en actitud de fuga que, al momento de ser alcanzado por el proyectil, no implicaba riesgo para nadie.

Como no podía ser de otra manera, para no quedarse corta con el ridículo, Patricia Bullrich salió en defensa del policía de Avellaneda, Chocobar, aduciendo que había actuado de acuerdo con «manuales y protocolos» elaborados por el Ministerio de Seguridad a su cargo, que, dicho sea de paso, no son vinculantes para las policías de provincias. Sin embargo, Chequeado, organización dedicada a la verificación del discurso que dirige Laura Zommer, esposa de Nicolás Ducoté, intendente del PRO de Pilar, corroboró: «En ningún caso el protocolo mencionado por la ministra de Seguridad sugiere el uso de armas de fuego como medida ante una agresión con un cuchillo. Además, pese a que Bullrich citó este procedimiento, el instructivo aplica solo para casos en los que el policía es agredido, hecho que no sucedió el día que el agente le disparó a Juan Pablo Kukoc».

A pesar de esto, el Presidente de la nación y la ministra de Seguridad celebraron su actuación. «Estoy orgulloso de que haya un policía como vos al servicio de los ciudadanos» le dijo Mauricio Macri mientras le estrechaba la mano con fuerza, en medio de la audiencia pública concedida. «Vamos a cuidar a los que nos cuidan» enfatizó la ministra en conferencia de prensa y volvió sobre la idea de que están «cambiando esta doctrina de que el policía siempre era culpable» y que el hecho de que recurra al uso de armas de fuego quede a criterio del policía.

Asistimos, entonces, a una sobreactuación propia de la derecha corrupta, que promueve la mano dura y la pena de muerte bajo el argumento de que es el resultado de las encuestas.
Pasado el estupor por el papel asumido por el Presidente y su ministra, analicemos los protocolos preparados para que la actuación de la policía se desempeñe en el marco de la legislación y los tratados suscritos por nuestro país. El Reglamento General de Armas y Tiros de la Policía Federal Argentina indica que sobre el caso de fuga: «No justifica el uso de armas, excepto que en su huida el agresor continúe haciendo fuego contra el personal policial y ante esa circunstancia no impedir su fuga implique peligro inminente de muerte para sí o terceros».

Vista la legislación vigente, que después de dos años y pico este Gobierno no modificó, con la cual se rigen las acciones de la fuerza de seguridad, se determina que el accionar del agente Luis Chocobar es ilícito a todas luces, lo que lleva a descartar que le asista alguna justificación o bien un error de prohibición invencible que diluya su culpabilidad y, además, permite tener por verificado el conocimiento y la voluntad de realizar el hecho.

Pero supongamos que el relato del policía fuese cierto, ya desmentido de plano por el video de conocimiento público: está claro que la respuesta no guardó proporcionalidad, por lo cual la situación debió haber sido resuelta de otra manera.

Lógico, no puede obviarse la necesidad de valorar si el agente cuenta con algún medio menos extremo que el disparo letal de su arma de fuego. Esa exigencia deriva del principio de razonabilidad condensado en el artículo 28 de la Constitución Nacional. Queda claro que, a partir de lo mencionado, la razonabilidad (no arbitrario) es una regla sustancial. Es «el principio o la garantía del debido proceso sustantivo» y tiene como finalidad preservar el valor justicia en el contenido de todo acto de poder, lo que implica, entre otras cuestiones, que los agentes policiales no se encuentran autorizados a blandir un arma de fuego en dirección hacia un delincuente in fraganti. Por ello, el disparo letal no tiene justificación en el derecho cuando se efectúa por atrás respecto de otro individuo que emprende la fuga.

Para concluir, cito un párrafo del juez Petracchi en el caso A.F.M. v/ Nación Argentina respecto del principio de inocencia: «Nuestra Constitución Nacional sostiene que todo habitante debe ser considerado y tratado como inocente de los delitos que se le reprochan, hasta que en un juicio respetuoso del debido proceso se demuestre lo contrario mediante una sentencia firme. Tan magno es este principio que lo sostienen: la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en su artículo 9; la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en su artículo 11 y la Convención Americana sobre Derechos Humanos en su Artículo 8, 2°, y diversas constituciones provinciales de nuestra nación: La Rioja (artículo 22), Jujuy (artículo 29, inciso 4°), Córdoba (artículo 39), San Juan (artículo 30), Santiago del Estero (artículo 35) (Fallos 314:1091)».

Fui por cinco años responsable de las fuerzas federales de seguridad, lo que me llena de orgullo. Trabajé denodadamente por la dignidad de los hombres y las mujeres que velan todos los días para defender la vida, la libertad y los bienes de los otros, pero no pienso perder de vista la responsabilidad por el cumplimiento de los preceptos definidos en nuestra Constitución Nacional. En cuanto a los dichos y los gestos del Presidente exhibiendo una teórica dureza para buscar algún beneficio ante un hecho desgraciado, me genera un poco de asquito.

El autor es abogado y político. Fue senador nacional, jefe de Gabinete, ministro del Interior y ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

print

2 Comentarios

  1. Por una vez, estoyn de acuerdo con Don Anibal y agrego: el policía local, porque es eso LOCAL, no es de la Provincia de Buenos Aires, estaba en jurisdicción ajena y el famoso «protoloco» al que alude la ministra no existe, es cierto, el que si estan en vigencia (y parece que a Chocobar nadie se lo enseñó) es que cuando se acutá en jurisdiccióna ajena (la CABA lo era) y ante peligro inminente, cosa que acá no se dio ya que él llego cuando todo había sucedido y se hizo presente un efectivo de la Federal Uniformado, además los mismos vecinos habián atrapado al cómplice y victimario no sabemos, en ese instante CESA SU PROCEDIMIENTO Y DEBE ENTREGARSE A LA AUTORIDAD COMPETENTE DEL LUGAR. Me parece que Chocobar está muy influenciado por las series y así no funciona el sistema. Además parece que su irresponsabilidad y falto de criterio lo llevó a perseguir a una persona sin tomar en cuenta que podría tener cómplices aguardando y otra hubiese sido su suerte (esto tampoco se lo enseñaron en las «nuevas academias de policía») que por los datos que tengo estan manejadas por acomodados y sus instructores su gran mayoría jamás pisaron una comisaría, ingresaron acomodados en oficinas y se conviertieron en Instructores si saber nada de la calle, que es donde se forma un policía. Formar un suboficial (mal llamados oficiales y en estee caso puntual ni siquiera tienen escalafón, (me refiero a los «Pitufos») lleva unos 5 años de calle y con el acompañamiento de viejos suboficiales que no tienen títulos terciarios, pero saben donde estan los chorros. Es largo y complejo el tema, pero se le esta dando mucha importancia en lo político, pero en los administrativo – judicial, las cosas pasan por otro lado y ese lado dice que CHOCOBAR MINTIO.

  2. Sea cual fuera la jurisdicción del policía actuante que en el video se demuestra que aplicó la pena de muerte, nadie por más policía que sea, esté en jurisdicción o no, puede arrogarse el derecho de hacer justicia. Para eso están los jueces. Pregunto, ¿y si el llamado delincuente se defendía de un ataque del turista? Todo indicaría que no, pero quien debe investigar y decir esto, es la justicia y nunca un policía que quien sabe conoce la leyes y lo que la constitución dice al respecto.
    Sin ser abogado entiendo que la presunción de inocencia está perfectamente justificada, porque de lo contrario cualquiera podría denunciar a alguien porque simplemente le resulte antipático e iría preso sin dictamen judicial. Así está pasando con los funcionarios del gobierno anterior, van presos sin ni siquiera haberlo investigado, una aberración que este gobierno algún día tendrá que dar explicaciones, porque la presión a la justicia ya es muy evidente. Nunca un presidente puede decir que necesita jueces que lo representen, y lo dijo públicamente sin ponerse colorado. O inútil o un dictador, se burla de lo que es una República y consecuentemente, felicita al policía en medio de la investigación judicial, y ya denunciaron a la jueza ante el concejo de la magistratura por procesar al policía.
    El padre lo dijo antes de las elecciones que ganó, Mauricio no está preparado para ser presidente, y parece que los representantes de las multinacionales que forman su gobierno, le hace hacer cualquier cosa, tomaron un idiota útil?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here