Postales de la crisis: Quilmes cerró una de sus plantas por la caída del consumo

Una planta embotelladora y distribuidora de gaseosas que era operada por la empresa Quilmes en la ciudad chubutense de Trelew cerró definitivamente sus puertas por la caída de ventas y despidió a unos 48 operarios.

Embotelladora Quilmes
Siguen cerrando fábricas y plantas industriales por la crisis económica.

Los trabajadores se encontraban haciendo un curso de capacitación cuando fueron convocados repentinamente por autoridades de la empresa, quienes les comunicaron el sorpresivo cierre definitivo.

Los representantes de la empresa, que es controlante en la Argentina de la filial Pepsi, dijeron a los operarios que el cierre respondía a “una fuerte caída en el volumen de la comercialización de las bebidas” sin alcohol.

La embotelladora de Trelew no sólo abastecía a la ciudad, sino que llegaba a Comodoro Rivadavia, Esquel y a otras provincias como Río Negro, Neuquén y Santa Cruz, publicaron los medios de prensa chubutenses.

Se trata de una planta dedicada a la elaboración y distribución de bebidas gaseosas, con un volúmen de producción anual de más de 50 millones de litros.

Esta era la única embotelladora y distribuidora de gaseosas que quedaba en pie en la Patagonia, ya que en septiembre de 2010 cerró la planta que la empresa Polar SA tenía en Neuquén.

Autoridades de la empresa protagonizaron un encuentro en las oficinas del Sindicato Unido de Trabajadores de la Industria de Aguas Gaseosas y Afines para encauzar el pago de las indeminizaciones a los 50 operarios.

Luego de ese encuentro se concretó una asamblea y el abogado del gremio explicó a los trabajadores los términos y condiciones del acuerdo de pago del 100% de las indemnizaciones y precisó que los sueldos de mayo serían abonados en las próximas horas.

Asimismo, se acordó que se mantenga la obra social para los empleados por al menos meses, aunque se gestionaba extenderlo hasta nueve meses.

Cervecería y Maltería Quilmes SAICA y G, empresa propietaria de la marca Pepsi en el país, emitió un comunicado sobre el cierre de la planta en el que dice: “A raíz de la caída sostenida en el volumen de ventas de gaseosas desde hace varios años, se ha visto en la obligación de cerrar su operación industrial en la localidad de Trelew”.

“La medida no afectará la actividad comercial de la compañía en la región, que se mantendrá a través de los distribuidores y puntos de venta de la zona”, dice el comunicado, en el cual se indica que la baja de ventas arrancó en 2009.

El oficialismo volvió a demostrar que las pymes no están en la agenda del gobierno

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here