El oficialismo volvió a demostrar que las pymes no están en la agenda del gobierno

El gobierno se llena la boca hablando del fomento a las pymes pero poco y nada hace para salvar al sector de la crisis terminal que atraviesa. Ahora el oficialismo no dio quórum en el plenario de comisiones que debía iniciar el tratamiento de la modificación de la ley “Compre Argentino”, un proyecto que busca reservar una porción de las compras del Estado a las pequeñas y medianas empresas nacionales.

Ayer debía iniciar el debate para la modificación de denominada ley de «Compre Nacional», impulsada por el propio oficialismo, pero los diputados de Cambiemos y partidos adherentes le restó importancia, abandonaron el plenario y no dieron quórum.

Las comisiones de Obras Públicas y PyMEs de Diputados ya habían recibido las propuestas del sector Pyme y de los fabricantes de equipos y productos eléctricos, electrónicos y luminotécnicos (CADIEEL) y había un acuerdo generalizado para el tratamiento de esta ley que buscaba mayor participación de las pequeñas empresas nacionales en las compras del Estado, pero la convocatoria fracasó por falta de voluntad del oficialismo.

Las quejas no tardaron en llegar, desde la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, APYME, que participó del debate donde distintos referentes del sector acercaron sus propuestas a las comisiones intervinientes, expresaron su malestar por la falta de interés del gobierno en sacar adelante esta ley que tiene por objetivo paliar la crisis que atraviesa la industria nacional y las pymes.

El vicepresidente de la entidad, Julián Moreno expresó a este medio que «El ejecutivo amagó con presentar un proyecto de reforma a la ley vigente y nosotros caímos en la trampa. Creímos que tenían sanas intenciones de tratar el tema pero llegado el momento no se presentaron y no dieron quórum. Este es el comienzo de las conocidas maniobras de dilación, una forma de evitar el tema sin negarse de forma explícita, que es su verdadera intención».

Julián Moreno
Julián Moreno, vicepresidente de APYME

En un tono visiblemente molesto, Moreno analizó que «todos somos conscientes del momento que atraviesan las pymes, en particular las pequeñas, y esperábamos que el tratamiento de esta ley reservara para el sector una porción del mercado que hoy no tienen. Sucede que la ley vigente es obsoleta y tiene muchos puntos ciegos que hacen que no se aplique en forma plena», lanzó el dirigente.

Esa porción del mercado que perdieron los pymes, por el debilitamiento del mercado interno y la caída del poder adquisitivo del salario y el consumo, junto con el recorte en su participación por la apertura de importaciones, es la que busca reemplazar el proyecto -al menos en cierto grado- y reviste una esperanza para mantener muchas empresas abiertas que hoy están en proceso de desaparecer.

Eduardo Fernández, Julián Moreno y Roberto Ratti de APYME

No obstante, Moreno criticó el proyecto oficial porque según su visión «repite los errores de la ley vigente, contempla porcentajes de preferencia absolutamente insuficientes y entre otras cosas, los sujetos obligados a cumplir con esta ley son muy acotados, para nosotros ese universo debería ser mucho mayor».

Todo esto debió debatirse ayer, pero parece que el riesgo de cierre de numerosas pymes no es prioridad para el gobierno.

«Para nosotros se trata de una emergencia y necesitamos el tratamiento de manera urgente», cocluyó el dirigente Pyme.

En tanto, el diputado Carlos Castagneto (FPV) expresó a PdN que «El Congreso está parado. El PRO no viene dando quórum en Comisiones como de la de Obras Publicas y Pymes donde es urgente tratar leyes que protejan derechos, están sufriendo mucho el ajuste».

De acuerdo al legislador «este gobierno tiene una clara política de condena al sector de las Pequeñas y Medianas empresas que son la columna vertebral del trabajo en la Argentina».

«Día a día con la caída del consumo y la producción se genera más pobreza y hoy millones de familias quedan fuera del sistema».

«Hay que tratar de forma urgente herramientas legislativas que fomenten el empleo, la producción y el consumo que serán la polea de transmisión del crecimiento. De otra forma seguiremos condenando a los trabajadores cuyo sindicato somos los legisladores que protegemos sus derechos», explico Castagneto.

Seguir dilatando estas cuestiones vitales para nuestra Patria generan la condena de los sueños de millones de argentinos.

 

Ahora ante el fracaso de la reunión de las comisiones que debían iniciar el debate acordaron citar al ministro de Producción, Francisco Cabrera, para que exponga sobre la iniciativa oficial en la próxima reunión. No obstante se advierte un marcado desinterés de parte del gobierno y sus legisladores, en dar soluciones las micro, pequeñas y medianas empresas, el sector más productivo y a la vez más castigado por las políticas del macrismo.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here