Santoro y su apriete a jueces
El periodista Daniel Santoro y su vergonzante extorsión a la cámara federal porteña para que deje firme el fallo de Bonadío contra CFK

por Gabriel Eiriz – @gabrieleiriz

La utilización de sus páginas –manchadas de sangre por su asociación con la dictadura cívico-militar para quedarse con Papel Prensa– para apretar y extorsionar políticos, jueces, empresarios y cualquier persona que se interponga a sus intereses es vergonzosa, reprochable y un verdadero atropello al ejercicio del periodismo. No es ninguna novedad la que se describe, pero sí es necesario remarcarlo hasta el cansancio. Escriben para el lector distraído que no se detiene a reflexionar lo que se informa en este despreciable diario. Así impone en la sociedad conceptos e ideas que solo llevan agua para su molino y profundizan la división que existe hoy entre los argentinos. Dan asco en el sentido más amplio de la palabra.

En su edición de hoy sábado, el operador de ese medio que la juega de periodista, Daniel Santoro, se adelanta a la decisión que debe tomar la Sala I de la cámara federal porteña y advierte, basado en supuestas «fuentes judiciales» que podría hacer lugar a la apelación de la expresidenta Cristina Fernández y sus hijos por el procesamiento y embargo dictados por el juez Claudio Bonadío en la causa denominada Los Sauces. Santoro no tiene la más remota idea que decisión tomará la cámara, pero sospecha que uno de sus integrantes, el juez Eduardo Freiler podría beneficiar con su fallo a la ex mandataria.

Por esto sale a apretarlo desde su columna y le recuerda la investigación que lleva adelante la comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, donde la mayoría de representantes de Cambiemos lo quiere llevar a un juicio político.

Según Clarín, esta situación llevó a la defensa de Cristina Kirchne a apurar la apelación en la medida de Bonadio y señala que Freiler salió a decir que no se abstendrá de votar hasta que lo suspendan. Es decir, pide que ahora esa comisión apure la suspención.

Hace dos semanas, Bonadio procesó a Cristina, Máximo y Florencia por asociación ilícita, lavado de dinero y negociaciones incompatibles con la función pública y les trabó un embargo preventivo de 130 millones de pesos a los dos primeros y de 100 a la tercera. Y, sobre todo, nombró a un administrador judicial en la inmobiliaria “Los Sauces”, que administra los departamentos y casas de los Kirchner.

El criterio de Freiler y Ballestero va contra la posición de la otra sala del tribunal, la II, que ya aceptó -por ejemplo en la causa de la ruta del dinero K o el plan Qunitas – la doctrina del embargo preventivo amplio de acuerdo a estándares internacionales sobre la lucha contra la corrupcion basados en el derecho a que el Estado recupere el dinero que le robaron.

Las fuentes que supuestamente hablaron con Santoro, «recordaron que el polémico criterio de Freiler y Ballestero lo aplicaron a fines del año pasado en una causa en que se investiga un fraude de entre 50 y 100 millones de pesos contra del ministerio de Interior».

En esta causa, Bonadio procesó y embargó a la ex directora de la Unidad Ejecutora Central (UEC) de un plan de modernización del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), María de Lourdes Giménez y a otros 24 funcionarios y empresarios involucrados en las maniobras.

Todo esto es una operación de prensa que es necesario desnudar, porque en realidad, Santoro es utilizado por los operadores judiciales del gobierno, que según se sospecha son quienes estarían advirtiendo que ese fallo en particular podría constituir un antecedente del cual podría agarrarse el tribunal de alzada para beneficiar a la ex presidenta, algo que el gobierno quiere evitar a toda costa ya que se traduciría en una presunción de inocencia y desnudaría la persecución política-judicial a la que está sometida Cristina y su familia e inevitablemente tendría su correlato en las próximas elecciones, golpeando de lleno al gobierno de Mauricio Macri.

print

3 Comentarios

  1. Esta bueno que al principio aclare que los lectores reflexionen, pero el periodista ya reflexionó por mí en toda la nota.
    Después tiene la caradurez de llamar doctrina al derecho positivo.

    Así nos quieren, cortitos.

  2. Este apriete lo viene practicando alevosamente el grupo clarín ya paso con el mismos juez cuando lanata pidió que los putee en lugares publico y que también escrachen a sus hijos en la escuela la mafia no tiene compasión ni escrúpulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here