Nuevo golpe para Temer: tras el “petrolao”, llega el “churrascao”

La policía brasileña realizó este fin de semana un operativo en seis estados para desmantelar una red integrada por frigoríficos y el Ministerio de Agricultura que operaba en el mercado local y extranjero con la venta de carne en mal estado, adulterada para mejorar su aspecto lo que generaba altísimas ganancias y el pago de sobornos millonarios. El operativo supone un golpe durísimo para el presidente Michel Temer dado que el ministro de Agricultura-implicado en el escandalo- es su amigo personal, como tantos otros de los que componen su gabinete de ministros.

La política y la economía de Brasil están en el peor de sus momentos y el presidente golpista Michel Temer en caida libre. La policía federal brasileña lanzo el “Operativo Carne Débil”, ahora popularmente conocido como “churrascao”, para desmantelar una red que vendía carne en mal estado a traves del pago de sobornos.

Según las autoridades, éste fue el “mayor operativo policial”, con 1.100 efectivos en seis estados para desmantelar un entramado de corrupción entre frigoríficos y el ministerio de Agricultura, que permitía -a cambio del pago de sobornos- la venta de carne en mal estado adulterada con el uso de químicos para mejorar su aspecto, la falsificación de etiquetas con la fecha de vencimiento o la inclusión de alimentos no adecuados para el consumo en la elaboración de embutidos.

Los dos principales exportadores de carne, los frigoríficos JBS y BRF, fueron denunciados por estafar al público con carnes en mal estado, y el sábado fue detenido otro ejecutivo de esas empresas en San Pablo. El escándalo fue definido como “grave” por el ministro de Agricultura, Blairo Magi, que anunció el fin de sus vacaciones tras mantener una comunicación con el presidente Temer.

El ministro Magi, uno de los empresarios más importantes del sector agropecuario, participó de una reunión con embajadores de la Unión Europea (UE), preocupados con las revelaciones.

Las autoridades brasileñas garantizaron que “no existen riesgos sanitarios” con las carnes producidas en el país, sea para el consumo interno o la exportación, y minimizaron el descubrimiento de una mafia dedicada a adulterar esos productos.

El secretario del Departamento de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Luiz Eduardo Pacifici Rangel, destacó que es necesario “tranquilizar a la sociedad”, ya que los casos de adulteración de carnes fueron “puntuales” y todos detectados por las autoridades, que ante esa denuncia han reforzado los controles y las inspecciones a empresas del sector alimentario.

Los exportadores de carnes reconocieron que las investigaciones presentadas el viernes por la Policía Federal tendrán un efecto demoledor. “Esta es la mayor crisis de la historia del mercado de carnes” reconoció el presidente de la Asociación del Comercio Exterior de Brasil, José Augusto de Castro.

El representante de los exportadores prevé un duro golpe en las ventas hacia el mercado externo debido a la “pérdida de competitividad” de las carnes brasileñas.

FuenteAgencias de Noticias
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here