Mauricio Macri, Sergio Massa

El oficialismo tiene decidido sacarle el mayor rédito posible a la detención del ex secretario de Obras Públicas José López, encontrado in fraganti cuando intentaba esconder 9 millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez. Ese plan tiene su pata parlamentaria y un socio clave. El interbloque de Cambiemos y el de UNA, comandado por Sergio Massa, acordaron avanzar la próxima semana en la Cámara de Diputados con las leyes que regulan la figura de arrepentido y la extinción de dominio, lo que permitirá que el Estado se apropie de los bienes producto de actividades delictivas.


En PRO quieren cambiar la ley de fueros para que
la Justicia allane la casa del ex ministro


A ese paquete que presentarán como “anticorrupción” podrían sumar un expediente más. El presidente del bloque de diputados de PRO, Nicolás Massot, presentó un proyecto para modificar el artículo 1 de la Ley 25.320, la ley de fueros. Es el mismo artículo que invocó la defensa del diputado por el Frente para la Victoria (FpV), Julio De Vido, para frenar un allanamiento en el domicilio del ex ministro de Planificación. Esta iniciativa tiene fecha de ingreso el pasado miércoles, el mismo día que el caso López copó la agenda mediática y en el que, durante la sesión de la Cámara baja, el oficialismo intentó nuevamente sin éxito, aprobar un proyecto de resolución para eximir a la Justicia del desafuero y permitirle el ingreso a su departamento de Puerto Madero.

El combo se terminó de acordar el miércoles por la tarde, cuando se reunieron en la oficina del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, Massa y Massot. De esa cumbre también participó el presidente del bloque del FpV en el Senado, Miguel Pichetto, para definir el tratamiento de la ley ómnibus de blanqueo y pago de juicios a jubilados. Se resolvió iniciar el debate en comisiones este martes y, de llegar con los tiempos, tratar la figura de arrepentido y la de extinción de dominio en una sesión especial que convocarían para el jueves.

Si este cronograma provisorio se complica, la llegada de los proyectos al recinto se postergará para la siguiente semana. La fecha se terminará de articular junto con la presentación del jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Cámara baja, donde deberá cumplir con la presentación del informe de gestión. Pero lo que está definido y acordado entre Cambiemos y Massa es que el paquete “anticorrupción” se trate en la sesión más inmediata posible.

Entre lo acordado entre Monzó, Frigerio, Negri y Massa estaría también la intención de cederle al Frente Renovador la presidencia de la comisión bicameral de control del Ministerio Público Fiscal, cuerpo parlamentario que nunca se completó. Lo ocuparía, según informaron extraoficialmente, Graciela Camaño.

Al rol del arrepentido se lo extrajo de un proyecto con nuevas figuras para técnicas de investigación que ya se trató en Diputados, como las de agente revelador, encubierto e informante. Sacar al arrepentido de ese expediente tuvo una sola razón: ampliar la figura, que sólo alcanzaba a casos de crimen organizado, a investigaciones y causas por corrupción.

El proyecto de Massot, sin demasiado esfuerzo, podría denominarse “ley De Vido”. Su propuesta es agregar a la ley de fueros los casos de allanamientos, un vacío legal que utilizó el ex ministro para evitar la medida ordenada por el juez nacional Luis Rodríguez, en la causa en que se lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here