Michetti se sumó a los dichos de González Fraga. Además postergó para 2017 el crecimiento de la economía

La vicepresidente Gabriela Michetti volvió a cargar las tintas sobre la "pesada herencia" al asegurar que salir de un gobierno con "populismo, duele" y remarcó que tras el cambio de gestión, del kirchnerismo a Cambiemos, se dejó atrás "una mentira". Además dejó atrás la promesa del "segundo semestre" y adelantó que la mejoría "se empezará a sentir en 2017".

Michetti-Macri
Mauricio Macri y Gabriela Michetti

Del mismo modo que el economista, Javier González Fraga que sostuvo que «un empleado de clase media no puede acceder a la adquisición de celulares, plasmas y autos», la vicepresidenta Gabriela Michetti se menifestó otra vez en esa línea al sostener que  «la economía que encontramos estaba peor que la de 2001 en muchos indicadores», tal como publicó el diario salteño El Tribuno.

Una visión muy sesgada de parte de la funcionaria, que pretende cargar las tintas en lo que dejó el kirchnerismo, pero que no le asigna ninguna responsabilidad a las decisiones tomadas por el gobierno macrista, que produjo una brutal trnasferencia de recursos de parte de los asalariados la los nuevos beneficiarios de la redistribución de la riqueza, los exportadores, el sector agropecuario, los agentes financieros y las energéticas.


«siempre dije que lo que estábamos viviendo era un momento probablemente de los más difíciles que tengamos que vivir, porque obviamente cuando uno sale del populismo duele».


«Resulta que vamos en el túnel y vemos todo oscuro y algunos se empiezan a preguntar si iremos bien. El segundo semestre es el momento en el cual aparece la luz en el túnel allá lejos, pero seguís en el túnel», aclaró.

Tras señalar que algunas señales como «la mano de obra de la construcción» pueden generar en los próximos meses «un alivio o una reactivación, porque para el crecimiento de la economía si tenemos que esperar hasta el año que viene».

Cuando le preguntaron cuándo podrá verse una mejora palpable en el bolsillo de la gente, dijo que en el momento en que «empecemos con la obra pública en la calle y con su mano de obra, cuando empiecen las inversiones que ya están anunciadas».

«Ya en 2017 vamos a empezar a sentir eso, no se si será en enero o en febrero, pero será bastante pronto», acotó.

Michetti remarcó: «Yo casi ninguna vez hablo de la herencia recibida, lo que sí planteo es que hemos salido de una mentira. Hablo de una situación en la que llegamos y nos encontramos que había deudas por el siete por ciento del PBI, una cosa delirante».

Además, dijo, «no teníamos cómo saldar las deudas porque no había un peso en las reservas. Nos encontramos con una economía que estaba en muchos indicadores peor que la de 2001. El endeudamiento interno era peor que el de 2001».

Respecto de los cuestionamientos que reciben de economistas, señaló que «cuando vos tenés la crítica por izquierda y por derecha te das cuanta que estamos eligiendo un camino por el medio, que nunca se hizo la Argentina».

«Lamentablemente las cosas se hicieron tan mal durante tantos años al punto tal que cuando llegamos pagábamos el ocho por ciento del costo, pasamos a pasar ahora el treinta por ciento del costo y todavía estamos muy lejos de lo que pasa en Brasil y en Chile. Esto quiere decir que estamos haciendo las cosas gradualmente», concluyó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here