El que más gana, más paga: Diputados aprobó el proyecto de Ganancias para empresas

La iniciativa que busca aliviar la carga fiscal para las PyMEs fue aprobada pasadas las 2.30 por 124 votos a favor y 104 en contra, y se registraron 28 ausencias.

En una sesión maratónica, la Cámara de Diputados aprobó esta madrugada el proyecto de ley que establece nuevas alícuotas incrementales del impuesto a las Ganancias para empresas en función del nivel de ganancias netas imponibles acumuladas.

La propuesta del oficialismo, que quedó aprobado con 124 votos negativos y 104 negativos, incorpora una escala con alícuota variable según el excedente de utilidades de las sociedades, reemplazando así la actual alícuota fija del 30%.

Como primer orador del debate, el miembro informante del oficialismo, Carlos Heller, anunció que se introdujeron cambios modificando las escalas. Si bien se mantiene el 25% de alícuota para ganancias imponibles de hasta 5 millones de pesos, la alícuota del 30% para el segundo tramo alcanzará a ganancias de hasta 50 millones de pesos en lugar de 20% fijado originalmente.

Finalmente, se incorpora una alícuota del 35% para ganancias superiores a los 50 millones (y no 20 millones como estaba en el dictamen de mayoría), en tanto que habrá una baja de la carga impositiva para la mayoría de las sociedades. Pese a los cambios, el diputado nacional del PRO Luciano Laspina, en representación de Juntos por el Cambio, adelantó que desde ese interbloque no acompañarián la iniciativa.

Carlos Heller, diputado del Frente de Todos

Estamos en el final de una etapa y en el comienzo de otra, donde los impuestos tienen que ser más progresivos. Nuestra propuesta de reforma del impuesto a las ganancias de las sociedades es equitativa porque solo va a implicar una alícuota diferencial para empresas con ganancias que excedan los 50 millones de pesos (originalmente era de 20 millones)», manifestó Heller durante su alocución en el recinto.

«Se trata de un esquema virtuoso: los que más ganan pagan más, los que menos ganan pagan menos o directamente no pagan»

Heller añadió: «Mientras, la modificación del impuesto a las ganancias a las personas humanas ya aprobado elevó el piso de este gravamen de tal modo que 1.300.00 contribuyentes dejan de pagarlo. Se trata de un esquema virtuoso: los que más ganan pagan más, los que menos ganan pagan menos o directamente no pagan».

En el mismo sentido, el oficialista Ariel Rauschenberger, señaló: «Ante un contexto pandémico que nos demanda cada vez mayores esfuerzos, debemos dar un paso hacia la sustentabilidad fiscal y aliviar a las empresas de menores ganancias».

En un encendido discurso, el diputado Hugo Yaski completó la defensa del proyecto: «Nuestro país está sufriendo las consecuencias de un proceso en el que de manera absolutamente contradictoria en un contexto de pandemia, los que eran ricos antes de la pandemia son más ricos y los que eran pobres hoy son más pobres».

Por Juntos por el Cambio, Luciano Laspina cuestionó la iniciativa: «Hoy estamos votando un aumento impositivo a casi todos los tramos de las empresas y no de los empresarios, un aumento de la presión tributaria en un país que tiene presión tributaria récord».

El radical Luis Pastori, amplió la voz de JxC: «El objetivo de este proyecto es claramente recaudatorio; y lo hacen en este contexto donde se mezcla la pésima gestión de la pandemia, más la profunda crisis económica, que da como resultado un escenario de pérdidas económicas generalizadas, para cuyas empresas el mercado central es el mercado interno. Pretenden compensar la reducción de la carga tributaria de Impuesto a las Ganancias de las rentas de cuarta categoría».

Desde Consenso Federal, Jorge Sarghini, fijó la postura negativa de su bloque: «Lo más importante por lo que nosotros no acompañamos este proyecto, es que aún en lo más profundo de las crisis, cada política pública que se decide tiene que arbitrar entre el corto y el largo plazo».

Por el Movimiento Popular Neuquino, Alma Sapag, explicó su voto a favor: «Voy a acompañar el proyecto, considerando que es un avance en alinear la carga tributaria con la estructura de las empresas, mejorando la progresividad del impuesto».

Qué propone el proyecto

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento, que ahora deberá ser analizado por el Senado, propone un nuevo esquema de alícuotas escalonadas compuestas de tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada de cada sociedad.

La iniciativa establece un primer escalón de 25% para ganancias netas acumuladas de hasta $5 millones, una alícuota que no sólo abarcará a las pymes sino también a la mayoría de las medianas empresas.

El segundo escalón -de 30%- es para ganancias netas acumuladas de más de $5 millones y hasta $20 millones, y un último segmento de 35% para ganancias netas acumuladas superiores a $50 millones.

«Esos 50 millones establecidos como tope de esa escala reemplazaron a los 20 millones que figuraban en el texto original», tal lo anunciado en su discurso por Heller, «para que más empresas se vean beneficiadas por una menor alícuota»

Los dividendos distribuidos pagarán en todos los casos la alícuota de 7%, a través del impuesto vigente.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here