Diego ya descansa junto a sus padres en un cementerio de Bella Vista

Los restos del ídolo máximo del futbol mundial fueron enterrados esta tarde en un cementerio privado en el conurbano bonaerense

Foto Reuters

El ídolo máximo del fútbol mundial, fallecido este miércoles a los 60 años ya descansa junto a Don Diego y Doña Tota en un cementerio privado en la localidad bonaerense de Bella Vista.

Poco antes de las 18:00, el féretro con el cuerpo del campeón mundial de México 1986 abandonó su lugar de velatorio para iniciar el cortejo fúnebre que desembocaría en el cementerio de la localidad bonaerense de Bella Vista, para su entierro.

Luego de más de tres horas de corridas e incidentes afuera y dentro de la Casa Rosada, todos volvieron a unirse en el eterno grito «Olé, olé, olé, Diego, Diego», mientras el cortejo abandonaba la zona de Plaza de Mayo.

Foto Reuters

Esa escena se repitió por cada tramo que recorrió: gente sobre el asfalto de la autopista, en los barrancos del Acceso Oeste y en las calles de San Miguel no quisieron quedarse con el grito de despedida atragantado.

Eso se produjo finalmente a las 19:00, mientras en las afueras del cementerio «Jardín Bella Vista», del partido bonerense de San Miguel, al igual que en todo el trayecto desde el velatorio en la Casa Rosada, hubo centenares de fanáticos con banderas que lloraron al momento del paso del cortejo, custodiado por efectivos de las policías Federal, Bonaerense y Gendarmería Nacional.

Sus hermanos Ana, Rita, Elsa y Raúl, sus hijas Dalma, Giannina, Jana y Diego Fernando, su exesposa Claudia Villafañe, su expareja Verónica Ojeda, su sobrino Daniel Líopez Maradona, su exrepresentante Guillermo Cóppola, el embajador de Italia en la Argentina, Giuseppe Manzo, y supervisando el acto de sepultura el ministro de Seguridad, Sergio Berni, fueron los más conocidos concurrentes a ese momento final.

El último capítulo de un día bien maradoneano por todo lo que ocurrió y vivió el pueblo fanático de «Pelusa» fue una ceremonia íntima con unas treinta personas que vieron cómo Maradona fue enterrado en el mismo sitio donde están de sus padres, Doña Tota y Don Diego, fallecidos en 2011 y 2015 respectivamente.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here