La noticia circulaba como rumor desde comienzos de la semana en la city porteña, los mercados locales y por supuesto en los despachos del gobierno: Morgan Stanley tenía decidido seguir manteniendo a la Argentina como mercado emergente.

Finalmente llegó la confirmación oficial en las últimas horas y la decisión trae consigo un alivio inesperado para el entramado económico argentino, agotado por el quiebre generado por cuatro años de macrismo y ahora por la pandemia.

Es que mantener este status le permite al país, ante un posible escenario de arreglo de la deuda, una mayor probabilidad de recuperación de corto plazo.

Es que los grandes fondos de inversión pueden invertir sólo un pequeño porcentaje de sus tenencias a los países considerados de frontera. Pero pueden invertir más si el mercado es catalogado como emergente. Esto quiere decir que, por mantener la “categoría”, habrá más dinero del exterior dispuesto a entrar a comprar acciones y bonos argentinos.

Ante el escenario hipotético de arreglo de la deuda y la actual y real calificación como mercado emergente, la Argentina tiene ahora la enorme posibilidad de afianzar una recuperación post pandemia incluso con los problemas que hoy tiene.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here