Héctor Daer, secretario General de la CGT

Por Gabriel Eiriz

El secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer participó el pasado viernes de un encuentro en un local partidario de la localidad balnearia de La Lucila del Mar junto al presidente de CGERA, Marcelo Fernández, donde puso énfasis en la cuestión de la deuda externa que dejó el macrismo y que ahora debe resolver, como siempre, un gobierno peronista, el de Alberto Fernández.

Según el sindicalista, la renegociación de la deuda externa «es un tema crucial para nuestra Argentina en los próximos días». Frente a un nutrido grupo de dirigentes sindicales y referentes de la Costa Atlántica Daer sostuvo: «No hay perspectiva de proyectar una mirada en la economía y en la macroeconomía de largo y mediano plazo, sin saber que va a pasar con los compromisos con el Fondo Monetario Internacional y con los tenedores de bonos de deuda soberana».


«El país que dejó Macri, lejos de explotarle a él, nos está explotando a nosotros en estos días»


Las palabras de Daer no resultan alejadas de la realidad. Tal es la gravedad del endeudamiento y el proceso de negociación que viene encarando el Gobierno que, no solo la cuestión económica está en juego sino la estabilidad y el futuro del actual Gobierno también. Solo con mirar detenidamente el comportamiento del Ejecutivo en materia de política internacional revela el nivel de condicionamiento que padece. La cuestión Venezuela es un claro ejemplo: en apenas 48 hs. el Gobierno Nacional condenó, por una lado la situación que denunció el autoproclamado presidente encargado del país caribeño, Juan Guaidó (al que Alberto no reconoce como tal), que denunció le impidieron el ingreso a la Asamblea Nacional para la elección de autoridades; para luego en un giro copernicano, retirarle a Elisa Trotta Gamus las credenciales para ejercer como representante diplomática del líder opositor.

Y ese no sería el único ejemplo. También se dice tras bambalinas que el presidente argentino no tenía planeado viajar a Israel para participar de los homenajes por el quinto Foro Mundial Mundial del Holocausto, en Jerusalén. Sin embargo, tras reconocer que sería un gesto bien visto por la Casa Blanca -que puede ejercer un rol fundamental en el éxito de la renegociación de la deuda con el FMI- el mandatario cambió de parecer y viajó a medio oriente.

El titular de CGERA, Marcelo Fernández junto al secretario General de la CGT, Héctor Daer en La Lucila del Mar.

«Esto es lo que está pasando en estos días», sentenció Daer y sostuvo que esta situación genera una ansiedad que nos devora y que pareciera que hay una inacción en todo lo que se venía planteando. Sin embargo, explicó que «se tomó la decisión política de no generar una transición (de gobiernos) y el 10 de diciembre nos dimos cuenta que el país que entregaba Cambiemos estaba mucho peor de lo que uno pensaba»

Según detalló el sindicalista, «Macri sostuvo como nadie lo que vino a hacer. Intentar cambiar la estructura social y económica de nuestro país, planteando una economía primarizada, con grandes favores a sectores agroexportadores y de energía. Y no le importaba otra cosa»


«A nuestro país le falta ingreso de dólares para seguir viviendo


«El país que dejó Macri lejos de explotarle a él, que se lavó las manos hasta el 10 de diciembre porque congeló todo: tarifas, precios y reperfiló todos los vencimientos de deuda, nos está explotando en estos días«, detalló al tiempo que recordó que Cristina Kirchner fue clara en ese momento, «Macri gobierna hasta el 10 de diciembre», dijo la noche del 27 de octubre luego del triunfo electoral.

«Desde el 12 de agosto hasta el 10 de diciembre, fue la debacle total de la economía. Lo anterior fue una caída sistemática y permanente, pero la gran debacle del proceso de giro económico de nuestro país fue durante esos días», dijo.

Tras analizar la coyuntura que atraviesa la Argentina, el también secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad puso el acento en la restricción externa. «A nuestro país le falta ingreso de dólares para seguir viviendo. Esto es blanco o negro«, dijo y agregó, «no podemos salir del proceso inflacionario sin emprender a futuro una instancia de desarrollo tecnológico y científico que nos permita crecer y que vaya acompañando por el desarrollo social sustentable que permita que todos los argentinos empiecen a vivir cada día un poco mejor».

Así pues, podría entenderse que para el líder del movimiento obrero organizado, resolver exitosamente la renegociación de la deuda va a marcar el éxito o el fracaso del gobierno de Alberto Fernández.

Finalmente, Héctor Daer instó a «generar las condiciones de riqueza y desarrollo social que son tranquilamente posibles y viables en nuestro país en el marco de un camino de uni horizonte de mayor equidad e igualdad».

El dirigente sentenció que no hay dos caminos. Solo uno, que es retornar a un rumbo de desarrollo y de crecimiento o caer en las manos de quienes intentarán volver a cumplir su derrotero económico que es llevarnos al país de la primarización, los amigos del poder, las finanzas a niveles decomunales y los grandes negociados que tengan que ver con las materias primas básicas.

«Los trabajadores tenemos claro cual es rol histórico que nos toca pero también tenemos claro que queremos tener soberanía en las decisiones que tienen que ver con las negociaciones colectivas, nuestras paritarias y aquellas que estén vinculadas con esta puja que, aveces coincide y que otras tiene matices, con otros sectores de la sociedad», concluyó

Del encuentro participaron el expresidente de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez y el titular del sindicato de Panaderos, Abel Frutos, entre otros.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here