Informe desmiente «irregularidades» denunciadas por OEA en las elecciones bolivianas

El Centro de Investigación Económica y Política de EE.UU. cuestiona la independencia de la OEA, financiada mayormente por el gobierno norteamericano.

El Center For Economic and Policy Research (CEPR por sus siglas en inglés) presentó este lunes un informe que refleja la inexistencia de irregularidades en los comicios efectuados el pasado 20 de octubre en Bolivia y que dieron como ganador a Evo Morales en primera vuelta. La información recolectada por el CEIP desmiente la posición de la Organización de Estados Americanos (OEA), que aseguró haber detectado irregularidades y que promovieron una escalada de violencia que culminó con un golpe de Estado y la renuncia del primer presidente indígena de el hermano país.

«Está claro que estas inusuales declaraciones —a pesar de que la OEA hasta el día de hoy no ha presentado ninguna evidencia que las apoyen— han tenido una influencia significativa en la cobertura de los medios y, por lo tanto, en la opinión pública», señala el informe del CEPR.

La entidad señala que un proceso de monitoreo electoral, debe estar alejado a intereses políticos para evitar suspicacias y desconfianza en el recuento de los votos, «las acusaciones sin fundamento deben retirarse y deben tomarse medidas para asegurar la neutralidad de la observación electoral de la OEA en el futuro», agregó.

Asimismo, el informe refleja que el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia cuenta con dos sistemas de conteo de votos donde uno es legal y otro para conteo rápido, sistema implementado siguiendo las sugerencias de transparecia electoral de la OEA.

«El primero es un conteo rápido conocido como Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP, en adelante referido como conteo rápido), lo lleva a cabo una empresa privada junto con el Servicio de Registro Cívico (SERECÍ), el servicio de registro civil, y está diseñado para entregar un resultado rápido — pero incompleto y no definitivo (…) El segundo sistema de conteo de votos es el conteo oficial (o cómputo), que es legalmente vinculante según la ley boliviana. El conteo oficial es más completo y preciso y, naturalmente, lleva más tiempo», explica la informe.

Asimismo, el organismo denuncia que en ningún punto del informe del organismo que dirige Luis Almagro, presenta explícitamente las «irregularidades» que alude, «la misión de la OEA ni ningún otro partido han demostrado que hubo irregularidades generalizadas o sistemáticas en las elecciones del 20 de octubre de 2019″, añade.

Los resultados del conteo rápido para el primer 83.85% del conteo de votos son consistentes con una proyección del resultado final que señala como inmediato ganador a Morales con una victoria de más de 10 puntos porcentuales; ni el conteo rápido ni el conteo oficial exhiben cambios significativos en las tendencias de votación respecto a los resultados finales; más bien, la misma tendencia ya conocida, explicable por diferencias en las preferencias de los votantes en diferentes áreas geográficas, se hace evidente en ambos conteos; el recuento legal vinculante -el recuento oficial- no se detuvo durante ningún período de tiempo significativo», explica la investigación.

El Centro de Investigación, cuestionó la independencia de la OEA tras su cercanía con EE.UU. y su silencio sobre los pronunciamientos del presidente, Donald Trump, y del senador Marco Rubio, quienes expresaron con seguridad un fraude electoral en Bolivia, «Estados Unidos suministra alrededor del 60% del presupuesto de la OEA.

EL INFORME COMPLETO AQUÍ

bolivia-elections-2019-11-spanish

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here