El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, consideró hoy que «los problemas educativos no se solucionan con patrulleros», luego de que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta decidiera enviar a efectivos policiales a las casas de algunos de los estudiantes que participan de las tomas en colegios porteños para notificarlos de las denuncias penales realizadas contra sus padres, en el marco de las protestas que se realizan en reclamo de viandas de mayor calidad nutricional, mejoras en la infraestructura edilicia y contra las prácticas laborales en empresas.

«La Ciudad tiene dificultades en el sistema educativo, lo que se expresa a la falta de prioridad y de presupuesto que le dan, que fue la misma que le dieron acá en la provincia cuando gobernó María Eugenia Vidal y Mauricio Macri en Nación«, sostuvo el mandatario bonaerense en declaraciones formuladas esa mañana a Radio 10.

En ese marco, el mandatario bonaerense se refirió al Consejo Consultivo de Estudiantes bonaerenses que se realiza desde ayer en La Plata para que los jóvenes den su opinión en torno a las políticas que se diseñan para las escuelas secundarias bonaerenses.

«Ayer tuvimos una reunión del Consejo Consultivo para nivel secundario, con 50 representantes de todas las regiones educativas de la provincia«, explicó Kicillof y aclaró que «no fue preparado, porque estas cosas requieren de un trabajo muy largo».  

Sostuvo que en el encuentro llevado a cabo en la capital bonaerense -del que también participó el Director General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni- «pibas y pibes expresaron su opinión sobre las dificultades que hay: edilicias, salariales y curriculares».

«Nosotros adoptamos un modelo participativo«, enfatizó y detalló que, tras mantener una reunión con esos jóvenes, partió hacia el acto de inauguración de dos jardines y una escuela primaria en el municipio de San Vicente. 

Destacó luego que ya son 110 los nuevos edificios educativos inaugurados por su administración, mientras que su antecesora, María Eugenia Vidal, «en cuatro años, sin pandemia, ni guerra y llena de plata, inauguró 75 edificios». 

«Nosotros tenemos 4.000 obras, 400 edificios hechos a nuevos, 110 nuevos edificios y hemos llevado a cabo un proceso de recuperación salarial (para el sector docente)«, subrayó Kicillof.

En la entrevista, además evaluó que «el neoliberalismo siempre desfinancia y abandona la educación porque cree que es un gasto«, puso de relieve que Juntos por el Cambio tiene «prioridades distintas a las nuestras», y manifestó que «salud y educación son para nosotros prioridades y eso se refleja en nuestros presupuestos». 

No obstante, aclaró: «Eso no quiere decir que no haya problemas, dificultades o problemas estructurales, pero es una actitud y son acciones».

El gobernador pidió, entonces, «comparar realidades: quieren hacer creer que es todo lo mismo, pero ellos gobernaron la provincia y se pelearon con los maestros y las familias, espiaron, persiguieron y no hicieron las inversiones». 

«No es lo mismo cerrar escuelas que inaugurar 110, no es lo mismo atacar docente que mejorarles los salarios, no es lo mismo reducir presupuestos que aumentarlos. La educación no está perfecta en la provincia, pero vamos solucionando los problemas con acciones concretas», aseveró.

Posteriormente, cuestionó que en el macrismo «se hacen los guapos con pibes de 16 años, no con los poderosos» y añadió: «Nunca los vemos enfrentar a los sectores del poder». 

Por último, Kicillof razonó que «esta idea de un sector neoliberal que abandona la educación no sólo va contra los principios del peronismo, sino contra (Domingo Faustino) Sarmiento, que decía que tenía que haber educación pública y accesible, para que el Estado iguale e incluya». 

«Estamos hablando de lo que va a pasar en la Argentina en un tiempo en que se comenzará a discutir electoralmente; nosotros creemos en la educación pública y la cuidamos», concluyó.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí