El influencer participó de la mesa de Mirtha junto a la presidenta del PRO, y luego que ella se despachó hablando de la corrpción K, Santi la miró fijo y disparó: “Dijiste que Cristina Kirchner no va a poder dejar de ser corrupta. Entendiendo el gran problema que es eso en la Argentina. ¿Cómo resolverías la corrupción que tenga el PRO? Porque ahí también me imagino que hay pus”.

La exministra de Seguridad se hizo la distraída con todas las causas por corrupción que pesan sobre el macrismo y respondió que “con los primeros que tenés que poner mano dura es con los propios”. En esa línea, sostuvo que existe dentro de la política una tendencia a la “oligarquización de los partidos”, pero no dio cuenta de ninguno de los chanchuyos que enlodan a su líder Mauricio Macri, como el curro de las autopistas, el Correo Central, los parques eólicos, el blanqueo de su familia, y tantas otras mugres de la derecha.

Para ejemplificar, Bullrich se refirió al exintendente de Paraná, Sergio Varisco, integrante de Cambiemos que fue condenado por estar vinculado a delitos del narcotráfico. 

La presidenta del PRO aseguró que fue un caso que le “dolió en el corazón” pero que jamás dudó de avanzar con la investigación. “Si él era responsable de estar vinculado al narcotráfico tenía que ir preso, como los integrantes de la banda de Los Monos”, remarcó. 

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí