En medio del escándalo sobre el avión venezolano que está retenido en Ezeiza hace más de una semana, el presidente Alberto Fernández se refirió a la situación y dijo que «no hubo ninguna irregularidad» con la aeronave ni con la tripulación, ante lo cual se quejó de que la oposición «quiso mostrar algo que no es, algún movimiento oscuro».

«No hubo ninguna irregularidad. No pesa ningún tipo de restricción» sobre la tripulación venezolana-iraní, remarcó el mandatario en diálogo con Radio 10. En ese punto, el jefe de Estado reconoció que las sanciones de Estados Unidos pueden afectar a YPF, si la petrolera abastecía de combustible al Boeing 747-3B3(M) de la firma Emtrasur Cargo.

Al analizar la polémica generada en torno al avión y la investigación judicial sobre el presunto vínculo de sus pasajeros con grupos terroristas, Fernández arremetió contra la oposición: «Quisieron mostrar algo que no es, algún movimiento oscuro, pero el Gobierno actuó rápidamente».

«Como es la oposición, trató de aprovecharlo, con hechos tan dolorosos como el atentado a la AMIA. Es parte de la locura que se vive en parte de la política argentina», lamentó el Presidente.

En Paraguay advierten que uno de los tripulantes tiene relación con grupos terroristas

El Gobierno de Paraguay aseguró que el piloto del avión venezolano que transportaba entre su tripulación a iranies, el capitán Gholamreza Ghasemi tiene vinculaciones con la Fuerza Quds, versión que contradice lo sostenido por el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien aclaró que se trata de un homónimo. 

«Yo le puedo decir que de acuerdo a lo que nos confirmaron agencias aliadas se trata de una persona vinculada al Quds, sin ninguna duda. No es parecido, homónimo ni nada. Es preocupante”, enfatízó el ministro de Inteligencia de Paraguay, Estaban Aquino, sobre las relaciones del piloto Ghasemi.

En diálogo con radio ABC Cardinal 730 AM, confirmó su presencia en territorio paraguayo y aseguró que continúa abierta la investigación. «Lo importante es que debemos decir de qué lado estar, sabemos que hay países que reciben, financian y patrocinan el terrorismo, entonces nosotros no podemos ser tan ingenuos y mezclar las cosas, y no hacer las alertas correspondientes cuando ingresan personas que han estado vinculadas a ese regimen del terror en el transporte de tecnología, armas, etc», disparó el funcionario del país vecino.

Contraataque judicial

Mientras la Justicia reúne evidencias para decidir si acusa a los iraníes de espionaje, Víctor Pérez Gómez, uno de los 19 tripulantes del avión varado en Ezeiza sospechado de tener vínculos con el terrorismo internacionaldenunció penalmente al director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, por haber sido el responsable de un “allanamiento ilegal” a la aeronave el viernes pasado, cuando el Boeing 747 llevaba cuatro días en el aeropuerto Ministro Pistarini, pero el caso todavía no se había judicializado.

Se trata de la primera declaración oficial que se conoce de uno de los protagonistas del escándalo que ya lleva más de una semana. Los 14 venezolanos y cinco iraníes esperan en un hotel de Canning una definición de la justicia y en las últimas horas lanzaron un contraataque.

En el escrito presentado por Pérez Gómez, detalla su versión de los hechos desde que el avión entró en la Argentina. Al mismo tiempo, el juez federal Federico Villena inspecciona las computadoras y teléfonos de los implicados y cruza bases de datos internacionales para determinar si efectivamente están vinculados con el terrorismo islámico.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí