El Gobierno nacional constató que «ni los miembros de la tripulación» ni el avión de la empresa Emtrasur, con matrícula venezolana, que llegó al aeropuerto de Ezeiza el lunes de la semana pasada y se encuentra bajo custodia judicial, no tenía «alertas ni antecedentes”.

«El Gobierno llevó adelante todas las medidas que había que llevar adelante. El avión circuló por los cielos de México, Paraguay, Uruguay y fue detenido precisamente en la Argentina», dijo la portavoz Gabriela Cerrutti.

En ese marco, se precisó que ninguno de los miembros de la tripulación tenía alertas ni antecedentes ni el avión. Asimismo, se explicó que la aeronave «no podía cargar nafta porque las empresas proveedoras tenían una sanción económica de Estados Unidos hacia esos países pero no así los tripulantes».

También se destacó que no tenía ningún tipo de alerta y que no pesaba ninguna inhibición ni sobre el avión, ni sobre los que lo estaban tripulando.

El Boeing 747 adquirido a principios de año a la compañía iraní Mahan Air por Emtrasur, una filial de la estatal Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), se encuentra custodiado desde ayer.

La máquina fue retenida la semana pasada cuando se encendieron las alertas internacionales, y el juzgado federal solicitó formalmente su secuestro el martes a la mañana. Desde ese momento, la aeronave no sólo es custodiada por personal de la Policía Aeroportuaria, sino además es monitoreada 24 horas por cámaras de seguridad.

Por el momento, el juez federal Federico Villena no imputó a ninguno de la tripulación en particular y se aguarda el resultado del peritaje sobre los teléfonos y otros dispositivos que han secuestrado.

Las medidas dispuestas en el marco de la causa que aún se encuentra bajo secreto de sumario en la que se investiga si alguno de los 19 tripulantes que llegaron a la Argentina a bordo del avión de Emtrasur tiene algún vínculo con el terrorismo internacional, a raíz de una presentación judicial que hizo la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, querellante en el expediente.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí