El presidente Alberto Fernández advirtió hoy que los acreedores privados «no pueden pretender cobrar como quieren», y consideró que el respaldo del FMI a la posición argentina, ayudará al Gobierno en las negociaciones con los bonistas.

«Con mucho cuidado tendremos que trabajar con los acreedores privados, que son otra cosa, es un juego difícil. Pero sabiendo ellos que hay un auditor, el FMI, que nos dijo que lo que sostenemos nosotros es verdad», sostuvo el jefe de Estado.

En declaraciones a la radio AM 750, Fernández señaló que los bonistas «no pueden pretender cobrar como pretenden», y graficó que con ellos, el Gobierno mantendrá «como un juego de póker. Y estamos para pelear. Pero estoy confiado y poco a poco vamos a ir ordenando la economía».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here