Mario Negri, presidente del Interbloque de Cambiemos

El presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, aseguró que la reunión entre funcionarios del Ministerio de Finanzas y los jefes de las bancadas parlamentarias prevista para hoy busca «despejar dudas surgidas desde la oposición» ante el fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York, y señaló que «no hay motivos para demorar la sesión prevista para mañana».

El viernes último la Corte de Apelaciones de Nueva York resolvió dejar en suspenso el levantamiento de las medidas cautelares dispuesta por el juez Thomas Griesa, lo cual generó preocupación en los bloques opositores.

Negri dijo que «ese fallo no tiene impacto» en el plan diseñado por el gobierno para pagar a los fondos buitre, y consideró que «no hay ningún motivo para demorar la sesión porque está claro en el artículo quinto que sólo se va pagar cuando haya una sentencia firme de la Cámara Nacional de Apelaciones».

Ningún abogado, ni siquiera los de la Procuración del Tesoro, se animan a afirmar que los bonistas del canje no vayan a iniciar nuevos juicios

Sin embargo, consultado por este medio sobre posibles reclamos de parte del 93% que ingresó en los canjes 2005 y 2010, o asimismo por bonistas que no hubieran ingresado pero tuvieran voluntad de accionar judicialmente contra el país, Negri sostuvo que «no hay garantías, siempre hay margen para nuevos reclamos», aunque consideró que las posibilidades son muy bajas.

El diputado formuló declaraciones al ingresar al Congreso, donde se desarrolló un encuentro en el despacho del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, entre el secretario de Hacienda, Luis Caputo, y los jefes de los bloques parlamentarios del oficialismo y la oposición.

En otro orden, «El procurador del Tesoro, Carlos Balbin, dictaminó que la opinión del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, en el sentido de que los bonistas que entraron al canje tiene pocas chances de éxito si demandan a la Argentina, corre por cuenta de ese bufete, que es el que tiene la representación exterior ante los tribunales norteamericanos».

El argumento de que los bonistas que entraron al canje tienen pocas chances de lograr algo ante la Justicia parece flojo de papeles: ese era el discurso sobre los Buitres antes de que consiguieran el insólito fallo de Thomas Griesa en New York.

El macrismo tiene más complicaciones para cerrar un acuerdo en el Congreso de la Nación y hoy, negocia contra reloj que la sesión de mañana no se caiga. El fallo de la Corte de Apelaciones de New Yor que puso en suspenso la decisión de Griesa, también complicó el panorama, para colmo de males, Macri lo ninguneó a Massa en la entrevista que le dio a Majul y el diputado estaría analizando complicar a Macri en Diputados.

La falta de pericia política y el apuro en la negociación con los holdouts puso a Macri en una situación de debilidad inusitada: su gobierno depende de una sola variable y para lograr su objetivo amenazó a la ciudadanía: sin acuerdo Buitre habrá ajuste e hiperinflación.

«Ningún abogado, ni siquiera los de la Procuración del Tesoro, se animan a afirmar que los bonistas del canje no vayan a iniciar nuevos juicios. La posibilidad está latente».

El bloque Justicialista había solicitado ayer la suspensión de la sesión de mañana hasta que se aclare el impacto que tiene el fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones, que suspendió el levantamiento de las medidas cautelares.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí