En los últimos años, de hecho, han proliferado los sitios webs y las aplicaciones que permiten disfrutar de estos tipos de juegos, con los que crean situaciones típicas de casino de manera tan perfecta que cautivan fácilmente todos los jugadores que en algún momento han pisado un casino físico. En Argentina, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, se están ultimando los flecos para reglamentar el juego online y de paso ofrecer las licencias públicas. Para ello, el requisito primordial es el que cualquier empresa nacional o extranjera cuenta con una experiencia demostrable mínima de dos años en el desarrollo de actividades de juego. En el caso de ser argentina, la empresa deberá demostrar tener ingresos anuales que superen los 300 millones de pesos, mientras que una empresa foránea necesitará presentar un patrimonio neto de más de 100 millones de dólares.

Otro gran escollo para este negocio es la carga de impuestos, que llegaría a ser del 66%, un porcentaje importante. Estamos hablando, entonces, de un tipo de negocio que requiere paciencia y mucha inversión previa

Partiendo de estas bases, está claro que el negocio de los juegos online va a estar al alza en los próximos años, siguiendo el tirón de la época más reciente. Entre las empresas más interesadas, de hecho, estaba Playtech, una de las compañías internacionales más importantes en cuanto al desarrollo de software de juegos y juegos de casino online. Sin embargo, las condiciones iniciales no convencieron a los directivos de la empresa, que entonces se retiraron. El panorama actual demuestra, entonces, lo complicado que es emprender un negocio de este tipo, sobre todo por la inversión inicial que demanda, que por supuesto está afectada por la economía tambaleante del país latinoamericano.

Otro gran escollo para este negocio es la carga de impuestos, que llegaría a ser del 66%, un porcentaje importante. Estamos hablando, entonces, de un tipo de negocio que requiere paciencia y mucha inversión previa, ya que cada vez más el tema del juego online será monopolizado, como afirma un empresario del juego online de Buenos Aires. Eso pasa porque ya existen una serie de empresas que hacen hincapié en el requisito primordial del que hablamos hace poco, y por ende quedarían en el lugar casi exclusivo de predominancia. 

Otro asunto candente es el del sistema de venta de créditos, que en un principio se iban a vender en las agencias de loterías y también en los casinos. Sin embargo, el boletín oficial de la provincia ha publicado en su artículo 163 que el jugador podrá cargar saldo en la cuenta o cobrar premios mediante la utilización de dinero en efectivo, transferencias bancarias, tarjetas de crédito y débito y/o cualquier otra modalidad autorizada previamente por la Autoridad de Aplicación. Resumiendo, el negocio de los juegos online sigue siendo un quebradero de cabeza para el mercado argentino.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí