La caída de la recaudación de parte del Gobierno argentino encendió una vez más las alarmas del FMI, dado que una de las metas del acuerdo es llegar este año al déficit cero. Los números de los ingresos fiscales no dejan conforme al organismo financiero mundial y reclamó medidas en la economía argentina como compensación, entre ellas, eliminar los regímenes diferenciales de IVA que gravan con una tasa menor a algunos productos y un recorte adicional de subsidios. El propio Fondo reconoce que en un año marcado por las elecciones 2019 como este, la única posibilidad real que tiene el Gobierno es la de seguir la poda en la obra pública.

Uno de los objetivos del acuerdo de asistencia financiera que firmaron en septiembre el Gobierno y el FMI conlleva el equilibrio fiscal para este año; motivo por el cual, el Poder Ejecutivo determinó llevar a la práctica ajustes en el gasto público con el cobro de retenciones a las exportaciones agrarias. Pero en los últimos meses la recaudación tributaria avanza a ritmo menor a la de la inflación. En marzo, aumentó en 37%, cuando hasta febrero la suba de precios interanual había sido de 51%.

Con este marco, en su reciente informe el Fondo Monetario advirtió que recomendó «medidas de contingencia» para el caso de que los ingresos al fisco sigan cayendo. «Estas medidas incluyen reducciones más profundas de los subsidios, la eliminación de exenciones impositivas, un incremento al porcentaje de IVA que se aplica a algunos productos y bienes seleccionados y mejorar la cumplimiento fiscal».

Algunos productos tienen una alícuota diferencial de IVA, que en vez de ser de 21% es de 10,5%, entre los que están frutas y verduras, carnes, bienes electrónicos, entre otros.

El equipo técnico del FMI admite que varias de las medidas que propone son «poco realistas» en un año electoral. Los funcionarios afirmaron ante los enviados del Fondo, que estuvieron a finales de febrero en Buenos Aires, que el Gobierno no tiene «margen de maniobra» este año y que «la única opción posible es la reducción en el gasto de capital», es decir, en obras públicas. En este sentido, el informe del organismo que lidera Christine Lagarde asegura que ese recorte «debe mantener los proyectos de mayor calidad».

En el reporte, el Fondo comentó otras medidas para que el Gobierno macrista ponga en práctica para una mayor recaudación impositiva que colabore con la meta de déficit cero. Una de ellas es la de «identificar aquellos contribuyentes que están registrados de manera incorrecta en el régimen de monotributo».

El FMI asegura que existe un «abuso del régimen simplificado» porque la diferencia entre lo que se paga de impuestos en el régimen general «incentivó a registrarse en el monotributo, lo que creó una situación de inequidad y que resultó en pérdidas significativas de recaudación». Actualmente existen 3,5 millones de monotributistas en la Argentina.

print

1 Comentario

  1. HACIENDO LO QUE HAY QUE HACER… Primero pagar a la usura internacional EL PUEBLO QUE SE JODA… ¿que es la gente que lo vota a esta mafia HDP? MMLPQTP…MMLPQTP ¡¡¡Gracias CABA Y CORDOBA por volver al mundo!!!!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here