El dirigente peronista Eduardo Valdés efectuó una denuncia penal contra la diputada de Cambiemos Elisa Carrió y su entorno por «tareas de espionaje político» de las que fue víctima.

Además de Carrió, el ex embajador en la Santa Sede denunció también a la diputada nacional Paula Oliveto y la diputada del Parlasur Mariana Zuvic, según detalló a través de su cuenta en la red social Twitter. Allí Valdés dijo tener «sobrados motivos para asegurar que realizaron tareas de espionaje político sobre mi persona».

El ex diplomático indicó que «las diputadas de la Coalición Cívica utilizaron transcripciones de escuchas ilegales realizadas en el penal de Ezeiza» y que quisieron responsabilizarlo por «instigar la denuncia contra Stornelli, acusado de integrar una presunta red de espionaje junto al falso abogado Marcelo D Alessio.

Valdés manifestó tener «la certeza de que las escuchas a Oliveto se las entregó D Alessio» y recordó que «Oliveto misma reconoció haber hablado con el extorsionador y espía tras haber sido allanado por Ramos Padilla».

Recordó también que Carrió «reconoció que en su despacho recibieron un sobre anónimo» y que «cuando vio que eran escuchas, en lugar de denunciar ese flagrante delito, editó el contenido para adecuarlo a su conveniencia política».

En ese sentido, concluyó que las legisladoras «usaron material ilegal para organizar una campaña de prensa sobre un supuesto Operativo K para frenar y ensuciar la investigación del juez Ramos Padilla».

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here