Procesaron a Varisco, el narcointendente de Cambiemos

Se trata de Sergio Varisco, intendente de Paraná. Lo decidió el juez Leandro Ríos, quién además confirmó prisiones preventivas del concejal Héctor Hernández y de la funcionaria Griselda Bordeira.

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, quedó formalmente procesado en la causa que lo investiga por su presunta vinculación con una organización de narcotráfico, que derivó en múltiples allanamientos en la Municipalidad local y la detención de un concejal y un funcionario municipal.

El juez federal Leandro Ríos lo consideró penalmente responsable del delito de «financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes en concurso ideal».

TE PUEDE INTERESAR: No hay un mango: Las ventas por el Día del Padre cayeron 6,4%

Además, el acusado deberá depositar un millón de pesos en concepto de caución real para mantener su excarcelación, en el marco de la causa por sus vinculaciones con la banda narco que lidera Daniel «Tavi» Celis.

El juez procesó a Varisco, Hernández y Bordeira -ahora en prensa de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del municipio, después de estar como segunda en Seguridad Urbana comunal-, como así también a los empleados municipales Alan Nicolás Viola y Luciana Ernestina Lemos, mujer de Celis, a quien se detuvo hace más de un mes cuando se la encontró vendiendo en su propia casa 3 kilos de cocaína.

En la resolución también se procesó por el mismo delito a Daniel «Tavi» Celis, quien actualmente cumple pena de prisión de siete años y medio, tras un juicio abreviado por el robo a una familia dueña de un campo en el Departamento Diamante.

El juez Ríos mantuvo la excarcelación de Sergio Varisco, aunque bajo caución real por la suma de un millón de pesos, además de toda una serie de reglas a cumplimentar.

El intendente tendrá que informar al Juzgado Federal de Paraná en caso de cambiar su domicilio; prometer formalmente presentarse o comparecer toda vez que sea llamado por el juez o tribunal que entienda en la causa y concurrir al Juzgado una vez por semana, los días viernes, en el horario comprendido entre las 7 y las 13, ocasión en la que habrá de dejarse constancia de ello y cada vez que le sea requerida su presencia.

Además, tendrá prohibido salir del país y se le hace saber que «ante un supuesto de incomparecencia sin causa debidamente justificada, como asimismo en caso de quebrantar alguna de las reglas impuestas para mantener su la libertad, se ordenará la inmediata detención».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here