No hay un mango y la Ciudad dilapida millones en Smart TV y heladeras para el Mundial

En medio del debate por el sueldo de los diputados y la polémica por los "gastos de movilidad", la Legislatura porteña aprobó la compra de 45 televisores LED para que los legisladores puedan ver el Mundial Rusia 2018.

Según la resolución N° 162/SA/18, con fecha 3 de abril de este año, «en virtud de los requerimientos recibidos por los Legisladores y personal de esta Casa Legislativa solicitando diferentes electrodomésticos, la Dirección General de Compras y Contrataciones estimó pertinente proceder a la adquisición de televisores y heladeras bajo mesada para abastecer las distintas dependencias que integran la Legislatura».

«En los despachos van a cambiar los televisores porque funcionan mal y todos reclamaron porque viene el Mundial, de ahí el apuro. Los frigobares ya hay uno por despacho», le contó a Clarín un legislador porteño. Y agregó: «En total son 60 diputados más despachos de comisiones. Puede ser que haya que renovar. El mio funciona bien».

Se ordenó a raíz de los «requerimientos» de legisladores y personal de la Casa Legislativa. En total se gastó $ 1.300.000.

Los pliegos para la orden de compra 18038/03 detallan la adquisición de 25 televisores Smart HD de 32 pulgadas, 15 de 42 pulgadas y 5 de 55 pulgadas, los de mayor tamaño del mercado, cada uno «acondicionado con su respectivo soporte». En total se planea gastar 1.300.000 pesos, sumado a la adquisición de los 20 frigobares para los despachos.

La discusión por los gastos de la política en medio del ajuste que impulsa el Gobierno y los incrementos tarifarios abre la polémica, además por el controvertido fin recreativo de ver los partidos de la Selección Argentina.

En tanto, en la página de la Legislatura porteña, además de consultar dicho expediente, se puede ver la noticia de que «La Ciudad adhirió al acuerdo fiscal federal».

Allí se detalla que el Parlamento porteño aprobó un régimen por el cual se compromete a que «el incremento del gasto público corriente primario no supere la tasa de aumento del Índice de Precios al Consumidor», «no incrementar el gasto corriente permanente durante los últimos dos trimestres del año de fin de mandato» y «tomar medidas para que el nivel de endeudamiento sea fiscalmente sustentable».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here