Doce militares estadounidenses murieron en el doble atentado en la capital de Afganistán

Lo informó el jefe del Comando Central de Estados Unidos, Kenneth F. McKenzie. El Estado Islámico (EI) se adjudicó el ataque al Aeropuerto de Kabul

El general Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, informó hoy que 12 militares norteamericanos murieron y otros 15 resultaron heridos en el doble atentado en Kabul, la capital afgana, y responsabilizaron del ataque a la milicia extremista Estado Islámico (EI). 

«Nos entristece esta perdida de vidas y a pesar de estos ataques, pero vamos a continuar con nuestra misión», aseguró el jefe militar en una conferencia de prensa virtual, en referencia a la evacuación de «alrededor de mil estadounidenses» que Washington aún estima están en el país antes del 31 de agosto, fecha máxima impuesta por la Casa Blanca para la retirada definitiva del país.

El Pentágono confirma que los atentados en Kabul son suicidas y sospechan  de ISIS-K

El jefe militar estadounidense dijo que hubo «víctimas afganas» en uno de los atentados que ocurrió en un hotel cercano al aeropuerto de Kabul, pero no ofreció cifras y aseguró que no puede confirmar las versiones sobre una tercera explosión después del doble atentado.

McKenzie también adelantó que esperan que «los ataques del EI continúen» y prometió «mejorar los procedimientos» para garantizar la seguridad cerca del aeropuerto internacional de Kabul, desde donde son evacuados miles de extranjeros y afganos todos los días desde la toma de poder del movimiento islamista talibán.

«Pero no hay manera de controlar a las personas que van a abordar los aviones, si no es de manera física, a una muy corta distancia», aclaró. 

Además informó que no pedirá desplegar más tropas estadounidenses en el lugar- «Consideramos que tenemos las fuerzas que necesitamos para protegernos»– y sostuvo que no tiene evidencia de que los talibanes «permitieran que esto suceda»: «Compartimos un objetivo común: que nos vayamos el 31 de agosto», explicó.

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no sufría bajas como la de hoy desde febrero de 2020.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here