Para tu campo: los aspectos básicos que necesitas conocer sobre las sembradoras

El dueño de un terreno debe conocer las innovaciones tecnológicas y tener la seguridad de que puede hacer que su campo produzca frutos de manera más efectiva, sana y rápida

En el mundo de hoy, es bueno tener en cuenta que lo nuevo se convierte en obsoleto al cabo de unos años, incluso meses, y por muchas razones. Los softwares y maquinarias no sólo mejoran sus componentes, sino que añaden aún más y se vuelve posible lograr cosas con ellos que antes jamás habrían sido posibles. Todo tipo de trabajos y servicios han sido beneficiados por este boom tecnológico, facilitando tareas y acortando el valioso tiempo que toma lograr un cometido.

El trabajo agrícola no es una excepción. A la hora de trabajar y cuidar la tierra, el dueño de un terreno debe conocer las innovaciones tecnológicas de última generación y tener la seguridad de que puede hacer que su campo produzca frutos de manera más efectiva, sana y rápida. No nos referimos a comprar exclusivamente el ultimísimo modelo de una máquina, ya que en cuanto a la Maquinaria Agrícola Usada también pueden encontrarse grandes joyas que pueden dar una vuelta de 180 grados a tu negocio.

Sin embargo, aquí pretendemos enfocarnos en un tipo de maquinaria específica, la cual es la sembradora: esencial para cualquier trabajador agrónomo. Esto aplica tanto para nuevas, como para sembradoras usadas. Empecemos de cero: ¿qué es y para qué sirve una sembradora?

Las sembradoras y sus usos fundamentales

Tanto como los tractores, las cosechadoras y las pulverizadoras, la sembradora es una de las herramientas esenciales para trabajar el campo. Esta maquinaria agrícola se utiliza, tal y como nos indica su nombre, para sembrar un terreno con cualquier tipo de semilla, aunque la tecnología actual permite también que la usemos como fertilizadora de la tierra. En esta guía te ayudaremos a reconocer sus variados tipos y diferencias entre cada uno de ellos, aunque si tienes más dudas aquí podrás averiguar todo sobre sembradoras.

Como para ofrecer una descripción sencilla, las sembradoras funcionan abriendo varias zanjas de medidas ideales para germinar en las que se depositan las semillas y que, mediante unos rodillos, son tapadas por la tierra a medida que la maquinaria avanza. Aún así, hay muchas clases de sembradoras que sirven para tareas más diversas. A continuación las describiremos para que tengas en consideración cuál se adaptaría mejor a tu proyecto.

Los tipos de sembradoras y sus diferencias

La “mejor” sembradora no existe. Cada una de ellas funciona de forma óptima según el sistema de siembra que el trabajador agrónomo necesita. Aquí te mostraremos tres de las más comunes y más vendidas en el mercado.

  • Sembradora a chorrillo: también conocida como sembradora “en línea”, se encarga de plantar en cada surco una cantidad precisa de granos o semillas continuamente. Es de las más reconocidas en la actualidad y es más que útil para la siembra de semillas pequeñas.

Básicamente, la sembradora a chorrillo funciona mediante rejas con forma de círculo que van abriendo la zanja donde va la semilla y, una vez que ésta es depositada, otros elementos se encargan de taparla y prensar el suelo a su alrededor.

  • Sembradora a voleo: esta es una de las sembradoras más confiables y sencillas. Funciona depositando los granos de manera uniforme en el suelo predeterminado de la siembra para luego enterrarlas mediante rulos. 

A su vez, estas tienen dos subtipos: aquellas que son de descarga libre (más similares a las sembradoras en línea) y las centrífugas (más estrictas en cuanto a la siembra). 

  • Sembradoras monograno: muy conocida también como sembradora “a golpes”, esta maquinaria es muy precisa y exacta en cuanto a la profundidad a la hora de sembrar. Es buena para determinar con perfección la distancia entre una semilla y otra de forma regular, por lo que al momento de cosechar las condiciones serán ideales. Los platos de esta sembradora pueden cambiarse para que el sistema de siembra cambie a gusto del trabajador.

En pocas palabras, las monograno no dejan que las semillas se desperdicien en cuanto a las cantidades disponibles. Es una sembradora dedicada a la precisión y la exactitud a la vez que su manejo es sencillo.

¿Qué te ha parecido? ¿Ya has pensado cuál preferirías? Siempre es bueno consultar con los vendedores de las maquinarias agrícolas para definir cuál es la que más convendría que trabaje en tu campo. 

¡Mucha suerte con tu tierra y, sobre todo, buena cosecha!

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here