El presidente Mauricio Macri junto al titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Ethevehere

La presencia de Macri fue vitoreada desde las gradas. Los capitalistas agrarios y los dueños de la tierra festejaron la devaluación y la eliminación de las retenciones, que incrementó fuertemente sus beneficios por partida doble.

Sin embargo, fueron estas medidas las que agravaron el cuadro inflacionario, que tuvo mayor impacto en la canasta alimentaria. La eliminación de las retenciones agravó el déficit fiscal, algo que el gobierno quiere compensar con el tarifazo.


El festejo de Macri y la Rural fue una puesta en escena para el fracaso de todas las premisas de la política oficial


Mientras los beneficios capitalistas crecen, se agrava la pobreza que constatan todas las consultoras. Esto incluye al campo, donde -según la revista Chacra- se perdieron 10.000 puestos de trabajo. Macri habla de ser el «supermercado del mundo» cuando las ventas de los súper en el país caen considerablemente.

El festejo de Macri y la Sociedad Rural no deja de ser un espejismo. Los precios internacionales de las materias primas están en caída como resultado de la crisis mundial. El reforzamiento del dólar, que se acentuó luego del Brexit, muestra que se trata de una tendencia que vino para quedarse.

La devaluación y la eliminación de las retenciones sirvieron para incrementar los beneficios de los capitalistas, pero fracasó su objetivo de impulsar el comercio exterior del país e incrementar el superávit comercial. La única vía para conseguir dólares sigue siendo el endeudamiento.

El festejo de Macri y la Rural fue una puesta en escena para el fracaso de todas las premisas de la política oficial.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here