En el marco del Congreso Multisectorial para el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional,que deliberó entre el 23 y el 24 de junio en el Hotel Panamericano, en pleno centro porteño, a través de diferentes mesas se debatió el panorama y el futuro del sector frente a la nuevo escenario que determinó la asunción del nuevo gobierno nacional.

El ministro Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, aseguró en la apertura que “tenemos que diseñar un plan respecto al audiovisual, y el Estado no puede ser neutro en esto”.

En cuanto a la actividad cinematográfica, se escucharon diferentes voces como la del distribuidor Osctavio Nadal, que cargó contra las cadenas de multicines y su único interés en las películas “pochocleras”, dejando de lado las producciones más chicas y pidió, “Esperemos que sea compromiso del Estado su participación en la industria audiovisual como dijeron hoy aquí”.

En la misma mesa de “Distribución, exhibición y comercialización de cine” la actual responsable de los Espacios Incaa habló se refirió a la situación de las más de 70 salas que funcionan con ese tipo de sello en todo el país, y explicó que se está trabajando en rever las dificultades.

“Es imprescindible replantear una ley de cine y que hable de nuestro presente”, dijo el director Marcelo Piñeiro y agregó que “en los últimos años ha surgido el tema de la concentración, con grandes plataformas en manos de unos pocos y para peor los mecanismos de nuestras leyes no las incluyen. El impuesto es imprescindible para que la producción nacional subsista, pero nuestra legislación, a pesar de estar entre las más modernas, atrasa”.

En el cierre de la primera jornada expuso la diputada (por el FPV), Liliana Mazure, a su vez ex presidenta del Incaa quien aseguró que “después de la buena experiencia que tuvimos en mercados internacionales de televisión, pensamos en una suerte de mercado como Ventana Sur, que es para cine, enfocado a la televisión, pero por la concentración monopólica en la producción nos dimos cuenta que íbamos a estar trabajando para Televisa, Telefe y Artear”.

La segunda jornada comenzó con la mesa “La producción de cine”, con Alejandro Cacetta, presidente del Incaa, Axel Kuschevatsky, de Telefe y Telefónica Studios, Guido Valerga, secretario general de SICA, el director Juan Taratuto por DAC y el presidente de Apima, Hernán Findling.

“El cine argentino está posicionado en un lugar privilegiado, pero hay mucho por hacer. Tenemos que crecer horizontal y verticalmente”, aseguró Cacetta y agregó que “el Estado tiene que estar para asistir eficientemente; manejar fondos públicos genera una responsabilidad mayor que la de manejar fondos privados”.

Según expresó el presidente del Incaa “Hay que generar un plan de fomento con apoyo al desarrollo. Nos tenemos que exigir más, y no es cuestión de que nuestras ficciones no se estén viendo: es cuestión de que se vean más”. Kuschevatzky aseguró que “el éxito en cine es un concepto amplio. Hay que alcanzar un equilibrio. Es un pensamiento postfáctico. Las reglas deben ser parejas en diferentes escalas pero en un sentido amplio casi todas las películas son iguales”

El encuentro fue convocado por Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), la Asociación Argentina de Intérpretes (AadI), el Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA), la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (Sagai), la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores), la Asociación Argentina de Actores (AAA), SADA, Fa-Mi, Apima, Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic), y la Asociación Argentina de Autores Audiovisuales (Aaedi).

FuenteSUBJETIVA
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here