El diputado del PRO, Gerardo Milman, fue señalado por un testigo protegido que declaró en la Justicia haberlo escuchado decirle a dos mujeres con las que compartía mesa en el bar Casablanca, que «cuando la mataran, él iba a estar camino a la Costa«. Efectivamente, el día que intentaron asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner, el ladero de Patricia Bullrich se encontraba en Pinamar. Además, las cámaras de la confitería lo muestran compartiendo mesa con dos señoritas en la fecha señalada por el testigo

Con esta información en la mano, algunas actitudes y dichos del legislador macrista cobran relevancia y deberán ser objeto de investigación por parte de la jueza Capuchetti. Un ejemplo es el posteo de Milman, justo el día que Sabag Montiel apuntó y gatilló dos veces contra CFK.

 «¿Por qué el ministro de Seguridad aumentó la custodia policial para la vicepresidente? Cristina Kirchner jamás estuvo en peligro en su pequeña república de Recoleta. La sobre actuación nos lleva a preguntar de qué manera se están llevando a cabo el resto de las custodias«.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí