Mauricio Macri, expresidente de la Nación

El expresidente Mauricio Macri fue entrevistado este domingo por un periodista afín, Luis Majul, en la señal de La Nación Más que la heredera de la familia fundadora del diario La Nación, Esmeralda Mitre, aseguró que es de propiedad del ex presidente de Boca.

En un momento de la nota Macri comenzó a lanzar diatribas sobre el “desbarajuste” del gobierno que gasta demasiado, y que eso ahuyenta inversiones con la consecuente falta de trabajo, y el éxodo de los jóvenes.

Para dar un ejemplo, dijo que se enteró de que “miles de mozos de fueron a una localidad de estados unidos porque un argentino empezó y vieron la capacidad, se han ido miles”.

Sin que Majul se mosqueara por el surrealismo del concepto, le advirtió que ese ajuste necesario para parar el despilfarro, según ellos, “genera mucha gente en la calle, fuerzas de seguridad y eventualmente muertos, ¿se lo banca?».

Macri, sin dudar, respondió: “El liderazgo tiene que bancárselo, tiene que bancarse lo que venga”.

En ortos pasajes, Macri descartó sentarse a conversar de lo que sea con Cristina Kirchner, porque es “un sinsentido”, y criticó a Horacio Rodríguez Larreta por buscar una alianza amplia para gobernar, y apuntó a un PRO pudo y empoderado: “No creo en eso, se tardaría años en hacer lo que hay que hacer”.

Macri le bajó el precio al atentado que sufrió la Vicepresidenta al señalar que «está claro que es algo individual de un grupo de loquitos, que no está orquestado políticamente. Por lo que he leído queda evidente».

Y lo comparó con dos situaciones que atravesó durante su mandato: «Esto no es el atentado que tuvimos con María Eugenia (Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires en ese momento) en Mar del Plata apenas comenzaba mi gobierno, que nos pudieron haber matado. O en (Villa) Traful tiempo después», disparó. (Tiempo de San Juan)

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí