Cristina Fernández
La expresidenta Cristina Fernández

Luego que ayer la vicepresidenta Cristina Kirchner arremetiera contra la Corte Suprema de Justicia al plantear su visión sobre «la decadencia» del cuerpo, al señalar que «los cuatro cortesanos» ya tienen «escrita la condena» en su contra por la causa Vialidad «y a esta altura hasta firmada», hoy volvió a utilizar sus redes para referirse al máximo tribunal y recordar que el 50% de los jueces que la integran fueron propuestos por el operador judicial del macrismo, «Pepín» Rodríguez Simón, prófugo en Uruguay hace 587 días.

En su posteo, CFK compartió un video en donde el operador macrista disfrazado de periodista, Eduardo Feinmann entrevista al expresidente Mauricio Macri y este reconoce que los jueves Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti fueron propuestos por el operador judicial del macrismo.

Ambos cortesanos fueron impuestos inicialmente a dedo por un decreto del expresidente pero ante el estallido de críticas por las designaciones debió enviar los pliegos de ambos magistrados para ser aprobados por el Senado Nacional.

Este lunes través de dos videos que publicó en su cuenta de la red social Twitter, la titular del Senado hizo un repaso cronológico del deterioro del máximo tribunal de Justicia desde «la Corte ejemplar» que construyó Néstor Kirchner en 2003 hasta la actualidad, en la que la Corte cuenta con solo cuatro miembros.

La titular del Senado señaló que en diciembre del 2015 «poco quedaba de la Corte ejemplar» producto de «la muerte de algunos de sus miembros más connotados y la renuncia de otro jurista de prestigio internacional (Raúl Zaffaroni), y la negativa de la oposición a votar a los candidato propuestos para cubrir las vacantes dejaron al alto tribunal con apenas tres miembros».

«Cuatro días después de la asunción de (Mauricio) Macri, en abierta y flagrante violación de la Constitución Nacional, Macri firmó un decreto designando a Rosatti y Rosenkrantz como integrantes de la Corte, quienes a su vez aceptaron ser designados de esa forma», siguió. 

La ex presidenta señaló que ese episodio fue «la antesala» del «proceso de persecución judicial, política y mediática» que ejecutó el macrismo, y del cual el alto tribunal fue cómplice, a su entender.

En este marco, la líder de Unidad Ciudadana remarcó que «en los tribunales de Comodoro Py se inventó un nuevo método de privación de la libertad» denominado «Doctrina Irurzun«, el cual consistió en considerar que «los funcionarios del gobierno peronista conservaba un poder residual y por lo tanto debían ser privados de su libertad para no obstruir las investigaciones que debían hacerse sobre cada uno de ellos».

«La Corte no solo convalidó la persecución, sino que se convirtió en un lugar de permanentes intrigas palaciegas y disputas de poder por la presidencia del cuerpo y los recursos del Poder Judicial», advirtió la ex presidenta en sus redes sociales.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí