La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, volvió hoy a defender la prohibición del uso del lenguaje inclusivo en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires y reiteró que la medida obedeció a la «necesidad de eliminar todo tipo de obstáculos para los aprendizajes».

«Necesitamos tomar medidas que eliminen todo tipo de barreras de aprendizaje. Tenemos que facilitarle el proceso a los chicos para que recuperen todo lo perdido, para que puedan utilizar el lenguaje en forma correcta y que luego puedan decidir«, afirmó la funcionaria.

Y agregó que «en los últimos cuatro o cinco años se incrementó la utilización de la @, la X y la E en los jardines de infantes, en las primarias y en la oralidad de la secundaria que nos preocupa cuando los docentes lo utilizan para las comunicaciones con los estudiantes». 

De esta manera, Acuña salió en defensa de la medida adoptada semanas atrás, frente a la cual se inició una causa judicial a pedido de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y en la que ayer se presentó el Inadi como «Amicus Curiae».

La solicitud fue encabezada por la titular del organismo, Victoria Donda, al considerar que la prohibición del uso del lenguaje inclusivo en las escuelas discrimina a quienes no se autoperciben dentro del binomio masculino-femenino y excluye a las identidades reconocidas por la Ley de Identidad de Género y el Decreto 476/21, en el que se reconocen las identidades no binarias en el Documento Nacional de Identidad.

En se marco, Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires convocó a una audiencia, tras los amparos presentados por agrupaciones políticas de izquierda y por la FALGBT, que se realizará el próximo lunes a las 11.30 en la Sala 8, en Suipacha 150. 

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí