A días del inicio de clases, ministros de todo el país se reunieron para terminar de definir los protocolos para la vuelta a las aulas. Entre los acuerdos alcanzados está la disposición que obliga el uso el barbijo a partir de primer año de primaria, protocolo que se contradice con el anunciado por el Gobierno de la Ciudad que estipulaba su uso desde tercer grado.

Ante esta situación, la disposición dictada por Horacio Rodríguez Larreta deberá ajustarse a lo discutido durante el encuentro en el Museo del Bicentenario. Las medidas de cuidado sanitario fueron acordadas durante una reunión previa al acto, en conjunto con el Ministerio de Educación de la Nación, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. 

El Presidente, Alberto Fernández, y los ministros, Jaime Perczyk (Educación) y Carla Vizzotti (Salud) protagonizaron el acto de lanzamiento de los nuevos cuidados ante funcionarios de todo el país, entre ellos, sus pares de Ciudad, Soledad Acuña y Fernán Quirós

Las nuevas recomendaciones para el Ciclo Lectivo 2022 constan de seis pilares: vacunación, uso de barbijo, asistencia cuidada, ventilación, higiene y limpieza, y distancia.

Recomendaciones para garantizar 190 días de presencialidad plena, segura y continua:

📌La escuela deberá recabar la información sobre la vacunación contra COVID-19 de toda la comunidad educativa, así como la del calendario nacional.

📌Se eliminan las burbujas.

📌Asistencia cuidada: ante la presencia de síntomas o malestar general -asociado o no a COVID-19-, el personal y los alumnos no deben acudir a la escuela y deben permanecer en aislamiento siguiendo los criterios vigentes. Se recomienda que realicen la consulta médica correspondiente.

📌Si los síntomas no son compatibles con COVID-19, luego de 24 horas sin ellos puede volver a la escuela.

📌Ante la presencia de casos de COVID-19 se debe cumplir el aislamiento previsto de los mismos, así como de las medidas ante contactos estrechos según condición de vacunación.

📌La sospecha y confirmación de casos NO implica necesariamente el cierre del aula ni la interrupción de las clases presenciales.

📌Uso de barbijo a partir del nivel primario: debe tapar nariz, boca y mentón, bien ajustado a la cara y durante toda la jornada educativa en espacios cerrados.

📌La ventilación debe ser cruzada y constante.

📌Higienizar y limpiar regularmente los ambientes y mantener una adecuada higiene de manos.

📌Priorizar la distancia en los momentos en que no se utilice barbijo.

📌Se sospechará de un brote de COVID-19 en el aula en presencia de al menos 3 casos confirmados entre alumnos/as de un mismo aula -o alumnos y docente, para el caso de docentes permanentes- asociados epidemiológicamente, en un periodo igual o inferior a 7 días.

📌Se promoverá el estudio etiológico de los brotes (confirmar los primeros casos con pruebas de laboratorio y los casos asociados por nexo epidemiológico) para identificar el riesgo de transmisión.

📌En ese caso se notificará a los familiares de los estudiantes y al personal relacionado al aula.

📌Frente a sospechas de brotes, la autoridad sanitaria realizará la evaluación de riesgo pertinente y se encargará de definir junto a las autoridades educativas las medidas a adoptar.

📌Este documento fue elaborado por las áreas técnicas del Ministerio de Salud de la Nación con los aportes recibidos del Ministerio de Educación de la Nación, UNICEF, la OPS, la Sociedad Argentina de Pediatría y la Defensoría Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí