Cornejo volvió a bajarle el precio a Macri: «No hay un único líder»

Juntos por el Cambio es una bomba a punto de explotar. El larretismo desconoce a Macri y el radicalismo aporta nafta al fuego. La unidad que pregonan parece ausente de cara a las elecciones

La puja por el armado de cara a las próximas elecciones tiene revuelto el río en la oposición. Dentro del PRO hay una bomba a punto de estallar y la Unión Cívica Radical aporta nafta para apagar el fuego. Ya son inocultables las diferencias entre el ala macrista y la facción larretista. La tensión se torna insoportable en las filas que alguna se encolumnaron detrás de la figura del expresidente Mauricio Macri, hoy cada vez más debilitado y con un parricidio en ciernes.

Sin embargo, a la ya pensionada relación entre los amarillos, el desconocimiento del radicalismo, que exige que esta vez no lo dejen como furgón de cola y busca portagonismo, no hace otra cosa que tensar más y más una cuerda que ya casi se deshilacha y está a punto de cortarse.

Otra vez, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, desconoció el liderazgo de quien fuera alguna vez el metro rector de la coalición, «está claro» que Mauricio Macri «no es el líder único» de Juntos por el Cambio, y opinó que el rol del ex presidente y ¿líder el PRO? en la actualidad es «contribuir a la unidad» del espacio opositor.

«Nadie en política jubila a nadie por declaraciones. Es una correlación de fuerzas que el tiempo dirá», respondió al ser consultado sobre la vigencia del liderazgo de Macri.

«Hoy día, su papel es contribuir a la unidad. Y lo veo contribuyendo en ese sentido. No lo veo mal, más allá de si a alguno le gustan algunas de sus declaraciones y apariciones. En general contribuye a la unidad. Pero no es el líder único, eso está claro», agregó en diálogo con «Lado P», el ciclo que conducen Eduardo Paladini y Elizabeth Peger por Radio Rivadavia.

INFORAMCIÓN RELACIONADA

En este sentido, el mendocino sostuvo que en Juntos por el Cambio prima en la actualidad prima una lógica «mucho más horizontal» en la coalición opositora que la que existía cuando Cambiemos gobernaba.

«No hay un único líder en Juntos por el CambioHay varios y nadie que se imponga por encima de otros. Ni Macri ni nadie. Hay una conversación mucho más horizontal que la que había en el Gobierno de Macri», insistió.

Sin embargo, aseguró que en 2023 sí debería definirse ese liderazgo en disputa a través de una PASO opositora, ya que «en una cultura cívica como la argentina saber quien manda es clave».

Para Cornejo, esa falta de liderazgo al Gobierno del Frente de Todos explica parte de los problemas en el Frente de Todos, donde «no queda claro quien es el número uno».

En tanto, el titular de la UCR reconoció que el rol del radicalismo quedó algo desdibujado dentro de la coalición opositora por la falta de liderazgos en el AMBA, a excepción de Martín Lousteau «y no mucho más».

«Las dificultades del radicalismo como fuerza nacional están en el AMBA donde no tenemos una presencia fuerte. En la competencia interna con nuestros aliados resaltan figuras (de ellos). El AMBA es un porcentaje de la Argentina muy grande como para desconocerlo. Al no tener dirigentes tan representativos salvo Lousteau y no mucho más, nos debilita en la competencia interna», explicó.

Sobre las pujas que se libran dentro del PRO, dijo que no le «gustan nada las peleas intestinas por candidaturas porque nuestro electorado nos quiere unidos, con equilibrio institucional y construyendo alternancia».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here