La jueza «de Wall Street», la neeyorkina Loretta Preska a cargo del tribunal del Distrito Sur de Manhattan falló en contra de Argentina en la causa que el fondo de inversión Aurelius Capital Investment le inició por modificar en 2014 el cálculo con el que se midió el producto un año antes y para, según el demandante, evitar el pago del cupón PBI.

La jueza desestimó la denuncia el año pasado pero dio lugar a una demanda ampliada y publicó su fallo donde señala que Argentina no puede desentenderse del pago a los acreedores de los intereses del cupón PBI mediante el cambio de la manera de calcularlo.

Así, que se inicia una nueva instancia de investigación hasta el 16 de abril próximo, instancia en la que Preska sellará una sentencia, a no ser que de lugar a una apelación para la Argentina.

Según Preska, Argentina actuó de “mala fe” en 2014 al alterar la medición del cupón PBI de 2013. Preska señaló que la modificación del cálculo que llevó a cabo Argentina para estimar el crecimiento de su PBI en 2013 es ilícita pese a que Argentina tenía la potestad de modificar la manera de estimar ese indicador tal como lo pueden hacer el resto de los países.

Aurelius afirmó que el entonces gobierno no calculó correctamente los pagos que correspondían a los tenedores de bonos vinculados al PBI por una supuesta manipulación del Indec en 2013. Se trata de bonos que establecen pagos adicionales basados en el desempeño de la economía y que se emitieron vinculados a las reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010.

Se espera que Aurelius solicite una sentencia sumaria, que debería ser determinada por Preska para el 16 de abril. Sin embargo, Argentina podría apelar el fallo y debería ser resuelto por la Cámara de Segunda Instancia del Segundo Distrito Sur de Nueva York.

Aurelius destaca en su denuncia que el 21 de febrero de 2014 el entonces ministro de Economía Axel Kicillofanunció que el PBI del año 2013 había crecido 4,9%. Un mes más tarde, el 26 de marzo de 2014, hubo una revisión de cuentas (cambio de base de 1993 a 2004) y el crecimiento se estableció en 2,9%, menor al 3,25% que gatillaba el pago de Cupón PBI.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí