Un país más justo: Alberto promulgó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

El presidente dijo que el aborto legal significa "cumplir con la palabra empeñada" durante la campaña

El presidente Alberto Fernández promulgó hoy la ley que permitirá la entrada en vigencia de la interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en todo el país, destacó su «alegría» porque ahora es «una promesa de campaña cumplida» y afirmó que tras la aprobación del aborto ahora queda el desafío de «garantizar una educación sexual muy seria en todos lados» para evitar embarazos no deseados.

«Esto lo hicimos entre todos y todas. Para mí es un día de alegría por algo más: porque cumplí mi palabra empeñada. Es la culminación de un tiempo de lucha, las mujeres bregaron durante muchos años para que el aborto deje de ser un delito», sostuvo el mandatario al iniciar el acto de promulgación de la ley que encabezó en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

E insistió: «Estamos dando un paso importantísimo para que esta sociedad empiece a ser un poquito más igual».

«Créanme que estoy muy feliz de ponerle fin al patriarcado, que es una gran injusticia. Es un gran paso, estamos igualando en sus derechos con los hombres», remarcó Fernández.

A su vez, dijo que tras la sanción de esta ley, en el horizonte «queda una tarea muy seria de garantizar una educación sexual muy seria en todos lados para prevenir embarazos que no se quieran».

También hizo alusión a la otra ley que promulgó durante el acto, que se votó en simultáneo con la del IVE, conocida como la de los «Mil días».

«Si alguna vez una mujer tuvo el dilema de ser madre pero dudaba porque no sabía si lo iba a poder mantener, lo terminamos con esta ley. Hoy todas las mujeres saben que embarazadas van a tener un Estado que les da garantías de ingresos suficientes para que sus hijos puedan nacer y desarrollarse como corresponde. Y la que no quiera seguir avanzando con el embarazo, también pueda hacerlo», afirmó.

De la ceremonia participaron varias mujeres del Gabinete y del Frente de Todos, como la ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; la secretaria de Salud, Carla Vizzoti; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y la diputada Cecilia Moreau.

Antes que el mandatario, dio unas palabras Vilma Ibarra, quien participó en la redacción del proyecto, quien visiblemente emocionada y con la voz entrecortada celebró que el aborto legal «cambia el paradigma» en el país y ahora el Estado tratará «con dignidad» a las mujeres.

«El Estado contestaba con cárcel, ahora cambiamos este paradigma y el Estado va a recibir a las mujeres y las va a tratar con dignidad y con respeto. Esto nos pone en un nuevo lugar frente a la sociedad», sostuvo.

La primera oradora de la ceremonia había sido Gómez Alcorta, quien agradeció a «las diputadas, los diputados, la senadoras y los senadores de los diversos espacios políticos» y destacó que con esta ley se posibilitará que «nunca más una persona con capacidad de gestar muera de un aborto clandestino».

El proyecto del IVE fue sancionado durante la madrugada del 30 de diciembre pasado en el Senado, al igual que la denominada ley de los «Mil días», que busca acompañar con ayuda estatal a las madres sin recursos y a sus hijos hasta los 3 años de edad.

Con la promulgación de la norma de aborto legal, que lleva el número 27.610, entrará en vigencia en la Argentina la despenalización y legalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

A partir de ese plazo se mantienen la legalización por las causales actualmente previstas en el Código Penal: violación, y riesgo para la vida o la salud de la persona gestante.

En tanto, se dispone de un plazo de diez días desde el requerimiento de la mujer o persona gestante para la realización de la práctica, y se autoriza al personal médico a ejercer la objeción de conciencia, siempre y cuando la vida o la salud de la mujer no se encuentren en riesgo.

El sistema público de salud deberá garantizar la práctica de forma gratuita, en tanto que las obras sociales y las empresas de medicina prepaga deberán incorporar la cobertura del aborto legal al 100% en su Programa Médico Obligatorio (PMO).

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here