La causa por supuesto espionaje ilegal contra el expresidente Mauricio Macri, ha dado un nuevo giro. Dos de los acusados de realizar maniobras espurias, el policía Leandro Araque y el letrado Facundo Melo, recusaron al juez de Lomas de Zamora, Federico Villena, por el curso de su investigación.

El abogado Facundo Melo, ambos ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia acusados de espiar a Cristina Kirchner, recusaron al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, quien los investiga junto a otra gran cantidad de personas por hacer tareas de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri.

La recusación fue presentada por el abogado Fernando Siciliano, quien representa a ambos en la causa y donde días atrás se les negó la eximición de prisión que había presentado para evitar que eventualmente vayan detenidos.

El argumento que ya dio Araque, al declarar en una comisión investigadora en el Congreso de la Nación, es que las tareas de inteligencia que le encomendó Allan Ruiz, ex director general de operaciones de la AFI, en el Instituto Patriahabrían sido ordenadas por el propio juez federal Villena.

«En virtud de lo expuesto, el Juez Federal bonaerense, o fue engañado por dicho sujeto, o fue parte de dicho entramado», sostuvo el letrado en el planteo. Por ello, el abogado concluyó que el juez «no es imparcial, tiene sus propios intereses y juega su propio partido» y ello «para corregir sus errores del pasado» haciendo referencia a que las tareas de inteligencia ordenadas tuvieron su firma.

En tanto, en lo que hace a la continuidad de las pesquisas, hoy se presentó a testificar el periodista del diario La Nación, Hugo Alconada Mon, y en los próximos días lo harán, María Eugenia Vidal, Emilio Monzó y Nicolás Masot, entre los representantes del Macrismo. Del otro lado aparece la figura del secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, y el exintendente de La Plata, Pablo Bruera.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí