Una enfermera fue brutalmente atacada por un hombre, que incluso le tiró un desinfectante en la cara, cuando volvía de trabajar en plena cuarentena por coronavirus. Una espantosa postal que se repite en varios edificios del la Capital porteña.

La víctima se llama Gabriela Sotelo y trabaja como auxiliar de gerontología. Hace unos días volvió a su departamento, ubicado en el barrio porteño de Caballito, y sufrió el violento ataque que quedó registrado con un celular.

En las imágenes se la ve tirada en el suelo señalando el pote de desinfectante, mientras otra mujer le grita al vecino: “¿Qué le hiciste en la cara, hijo de puta?”. “Yo no hice nada, la única provocadora es ella”, intenta defenderse él.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here